Unlimited PowerPoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. Productivity

Crear un Ritual Matutino de Escritura

by
Read Time:5 minsLanguages:

Spanish (Español) translation by David Castrillón (you can also view the original English article)

Si eres como la mayoría de los escritores, procrastinas. Tienes un tiempo difícil comenzando a escribir, a menos que te agarre una ráfaga de inspiración. En cambio, podrías hacer algo de "investigación" en línea, jugar con tu lista de cosas por hacer, o trabajar en varias otras tareas en vez de hacer el escrito que necesitas hacer.

Si estás teniendo apuros en conseguir hacer tu escrito, intenta crear un ritual matutino de escritura. Puedes hacer más cada día, ya que un impulso de productividad estimulará mucha más productividad a lo largo del día.

¿Por qué crear una rutina matutina? Algunas razones:

  1. Te deja la tarea más importante por fuera del camino. Esto asume, por supuesto, que escribir es tu tarea más importante, o al menos una de ellas. Pero si lo es, no quieres empujar esa tarea hasta tarde -- hazla primero, y luego entonces puedes tacharla de tu lista.
  2. Las cosas se pueden volver locas más tarde en el día. Si empujas tu escritura hasta la tarde o la noche, otras cosas vendrás a lo largo del día que iterferirán con tus planes. Y muchas veces, esas cosas son urgentes, empujando tu escritura hasta el otro día -- cuando el proceso es repetido. Hazlo temprano, antes que el resto del mundo se ponga en tu camino.
  3. Es más tranquilo. Las mañanas para mi, son los momentos más quietos del día. Los niños no se han levantado, no hay ajetreo ni bullicio, el teléfono no suena, la televisión no está encendida. Soy sólo yo y el gato. El sol se está levantando y el día es nuevo y bello. Es el momento perfecto para una gran escritura. Incluso si tu ritual matutino para escribir comienza cuando estás en la oficina, aún es el momento más calmado del día para muchas oficinas. Y la quietud es buena para escribir.
  4. Puedes relajarte más tarde. Una vez que hayas terminado tu escrito, entonces puedes ¡molestar sin sentirte culpable! Molestar siendo libre de culpas, no tiene precio.
  5. Las rutinas aseguran que las cosas se hagan. Sin orden hay caos. Y mientras muchos escritores disfrutan el caos, no es siempre la manera más productiva de hacer las cosas. Si tienes una rutina específica, con un orden específico para hacer las cosas y se convierte en un hábito, sabes que lo que necesita ser hecho, será hecho. Es sencillo y efectivo.

¿Entonces cómo crear un ritual matutino para escribir? Bien, esto es diferente para cada persona, pero esto es lo que me funciona a mi:

  1. Prepararme la noche anterior. Cuando recien te levantas, No estás pensando bien. Prepárate para tu ritual matutino de escritura cuando tus pensamientos estén claros, en la noche, y tu mañana comenzarás a hacer las cosas mucho mejor. ¿Cómo te puedes preparar? Deja tu herramienta de escritura por fuera y lista para funcionar -- no importa que sea el procesador de texto con (Google Drive para mi) ten tu documento abierto y listo y para ponerme en marcha A continuación, limpia todas las distracciones (este es un paso para más tarde, pero es bueno tenerlo listo desde ahora). Prepara las cosas para tu café o tu té, o lo que sea que te guste tomar en la mañana, así estará listo cuando te levantes. Cualquier cosa adicional que pienses que necesitarás, déjala lista. También: debes saber lo que vas a escribir, y tener tu pre-escritura lista también.

  2. Fija una hora para comenzar. A mi me gusta levantarme a las 4:30 a.m. cada mañana, y escribir hasta las 5:00 a.m. después de tener listo mi café, usar el baño, comer algunas tostadas. Pero tu hora de levantarte puede ser diferente. Cualquiera que sea la hora que elijas, establece una hora fija para comenzar a escribir. Ahora cuando llegue esa hora, aguanta los retrasos o las excusas. Comienza con tu escritura de una vez. ¡Sin excusas!
  3. Toma primero tu café. Antes de que comiences a escribir, es bueno tomar una agradable bebida o pasabocas en la mañana, tales como café o té, una tostada o un pan. Lo que sea que disfrutres, tómalo antes de que comiences a escribir. Esto hará que el ritual completo sea agradable, y que sea algo que busques cada mañana. ¡Date una razón para saltar fuera de la cama!¡
  4. No revises el correo o los feeds RSS. Este es el gran error que muchos escritores cometen. Revisan su correo, o leen sus feeds de Google Reader o de los titulares de los blogs. Incluso, si te dices a ti mismo que es sólo por 10 minutos, quedarás absorbido inevitablemente por ese hueco de distracción y pérdida de tiempo del que ningún escritor regresa. No hagas esto. Creéme. Esto me ha arruinado muchos días productivos. Debes decirte a ti mismo que no puedes revisar el correo o las noticias (o cualquier cosa que con la que elijas distraerte) hasta que termines de escribir (o al menos completes 1 hora de escritura). En serio. No lo hagas.
  5. Elimina todas las distracciones. Relacionado a lo anterior, pero el desorden en tu escritorio y en tu computador debe ser limpiado para remover cualquier distracción visual. Apaga las notificaciones de correo y el teléfono y cualquier cosa más que pueda llamar tu atención. Me gusta limpiar mi escritorio y he removido todo de las paredes que pudiera distraerme. ¡El enfoque es la clave!
  6. Tan solo escribe. Bien, ya tienes tu café, limpiaste tus distracciones, y ha llegado tu hora de escribir. Es tiempo de arrancar con la escritura. Si ayuda, establece un cronómetro por 30, 45 o 60 minutos, e intenta escribir tanto como sea posible durante ese tiempo. Puedes hacer de 30 a 10 intervalos -- 30 minutos de escritura y 10 de pausa (revisa el correo o camina un poco), seguido por otro intervalo de 30 - 10. Repite cuanto sea necesario. La clave es mantener el enfoque -- cada vez que sientas que te alejas de escribir, para, y ponte a ti mismo de vuelta. Tan sólo arranca.
  7. ¡Celebra cuando hayas terminado! ¿Terminaste de escribir esa pieza o el pedazo que querías escribir hoy? ¡Hurra! Ahora date una recompensa. Esto debería ser parte de tu ritual. La recompensa es el plácido final, terminar el sandwich, con el escrito siendo la carne (o el hummus o el tofu, si eres vegetariano como yo). Haz que tu ritual de escribir sea tan placentero como comer un sandwich, y será más probable que estés dispuesto a hacerlo cada día.
  8. Practica. Este ritual no se convertirá en un hábito inmediatamente. Tomará enfoque y energía hacerlo al principio, pero después de una quincena o más, debería convertirse en una rutina establecida y las cosas deberían comenzar a ir más suavemente. ¡Ahh! Escritura productiva y placentera.
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.