Unlimited PowerPoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. Business

Como lidiar con las cláusulas de no competencia

by
Read Time:3 minsLanguages:

Spanish (Español) translation by Benjamín Porras (you can also view the original English article)

El otro día tuve la oportunidad de hablar con otra freelance: le han ofrecido la oportunidad de tomar un proyecto de seis meses donde esencialmente estaría trabajando a tiempo completo para un solo cliente. El dinero es bueno, pero hay una trampa en el contrato: una cláusula de no competencia.

Nota: Unas cuantas veces al mes revisamos algunos de los artículos favoritos de nuestros lectores de toda la historia de FreelanceSwitch. Este artículo se publicó por primera vez en marzo de 2010, pero es igual de relevante y lleno de información útil actualmente

La cláusula estándar de no competencia

La idea de las cláusulas de no competencia surgió de los empleadores que querían asegurarse de que cuando un empleado dejara la empresa, no se llevara a ningún cliente con él. La mayoría de las cláusulas están redactadas para que el empleado contratado no pueda trabajar en el mismo campo durante un período de tiempo específico después de dejar la empresa. En realidad es bastante difícil para un empleador hacer cumplir una cláusula de no competencia en un contrato. Sin embargo, siguen poniéndolas con la esperanza de limitar la competencia incluso durante un corto período de tiempo.

Cuándo se aplica una cláusula de no competencia a un independiente

Solo hay dos situaciones en las que la cuestión de la cláusula de no competencia debería regir para un trabajador independiente. La primera es si trabajas por cuenta propia a tiempo parcial mientras sigues trabajando para un empleador. Si tienes una cláusula de no competencia en tu contrato, pero estás asumiendo proyectos similares como autónomo que haces durante tu trabajo diurno, puedes acabar metiéndote en problemas. Técnicamente, un empleador podría despedir a un empleado que tomó esa ruta e incluso demandarlo (aunque el costo generalmente no vale la pena). La segunda es si estás en el proceso de dejar un empleador para trabajar por cuenta propia a tiempo completo. Si hay una cláusula de no competencia en tu contrato, podrías tener problemas para conseguir un trabajo similar al de tu empleador anterior, aunque a menudo puedes llegar a un acuerdo en el que no se aplique la cláusula.

Habrás notado que he utilizado la palabra "debería" al decir que solo hay dos situaciones en las que aparece una cláusula de no competencia. Eso es porque hay una tercera situación a la que se enfrentan algunos autónomos: cuando los clientes contratan autónomos para proyectos a largo plazo, a veces incluyen una cláusula de no competencia en el contrato. Esto muestra un malentendido bastante fundamental del hecho de que un trabajador independiente es un contratista independiente, pero, por desgracia, no es algo inaudito. Por lo que me han explicado los clientes, la idea parece ser que si un cliente te está subcontratando un trabajo, quiere asegurarse de que no puedas coger clientes cuando te vayas.

Responder a una cláusula de no competencia

No tomes por hecho que tal cláusula es difícil de aplicar. Si ves una cláusula de no competencia en un contrato para un proyecto que se te pide que consideres, pide que se elimine la cláusula o no firmes el contrato. Un cliente puede decir que no tiene intención de hacer cumplir la cláusula, pero el hecho de que esté ahí podría ser un problema en el futuro.

Definitivamente es posible conseguir que se retire una cláusula así de un contrato. La trabajadora independiente que mencioné al principio del post hizo precisamente eso: explicó a su cliente que firmar un contrato que contiene esa cláusula pondría en peligro su capacidad de ganarse la vida después de que el proyecto terminara. Después de todo, como autónoma, una interpretación estricta de esa cláusula de no competencia significaría que no podría asumir ningún proyecto similar al que estaría trabajando durante esos seis meses después de que el proyecto terminara.

Hay otra opción que puedes sugerir si un cliente está realmente preocupado por la información a la que tendrás acceso mientras trabajas para él. Puedes añadir una cláusula al contrato que establezca que tendrás acceso a esa información pero que limite o impida tu capacidad de utilizar esa información después de que el proyecto termine. No es una opción ideal desde el punto de vista del trabajador autónomo, pero si eso es lo que se necesita para aterrizar un proyecto, puede que valga la pena.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.