7 days of PowerPoint templates, graphics & videos - for free!* Unlimited asset downloads! Start 7-Day Free Trial
Advertisement
  1. Business
  2. Marketing

Cómo evitar que tu newsletter sea marcada como spam

Scroll to top
Read Time: 8 mins
This post is part of a series called Building a Successful Freelance Email Newsletter.
Running a Newsletter for Your Existing Clients: What You Need to Know

Spanish (Español) translation by Eva Collados Pascual (you can also view the original English article)

Siempre que un lector marque tu newsletter como correo no deseado o spam, tendrás problemas. Los mejores proveedores de servicios de correo electrónico registran el número de veces que una newsletter concreta es marcada como spam. Si esta cifra es muy alta, la cancelarán. El envío de correos electrónicos considerados spam puede incluso tener consecuencias legales, en EE. UU. supone una multa de hasta 16.000 dólares por cada pieza de spam que haya sido enviada a cada destinatario.

Si estás publicando una newsletter, con fines promocionales o algo similar, debes asegurarte de minimizar las posibilidades de que sea considerada erróneamente como correo no deseado. Siempre serás etiquetado como spam ocasionalmente, por gente que no recuerde haberse suscrito a tu newsletter y por otros que simplemente quieran sacarte rápidamente de su bandeja de entrada. Pero cuanto más hagas por minimizar estos problemas, mejor.

No rompas las reglas

Existen reglas y mejores prácticas que hacen que sea más sencillo descubrir a largo plazo qué puede haber metido en problemas a tu newsletter. Cumple siempre todos los requisitos que te solicite un proveedor de servicios de email reputado para poder enviar tu newsletter, así irás por delante del juego. Entre estas reglas se incluyen las siguientes:

  • Nunca añadas a nadie a tu lista de correo electrónico sin su consentimiento explícito: aunque existe cierto debate sobre si es necesario disponer de un sistema de doble consentimiento (en el que los lectores se suscriben a una newsletter y después confirman vía correo electrónico que realmente desean recibirla). Nunca añadas a tu lista a nadie que no haya expresado que desea recibirla al menos una vez. Hay gente que añade a todo el que se encuentra a su lista de correo electrónico, esto provoca rápidamente animadversión, así como problemas de spam.
  • No compres listas de direcciones de correo electrónico para añadirlas a tu newsletter: estaba ya implícito en la primera regla, aun así se siguen poniendo a la venta multitud de listas. En cualquier caso, puede ser ilegal importar direcciones de correo electrónico que no se consiguieron de forma correcta, además de ser una práctica poco ética.
  • Haz que la cancelación de la suscripción a tu newsletter sea muy fácil: la mayoría de los servicios de newsletters ofrecen un sistema automático para las bajas, de forma que los lectores solo tengan que hacer clic sobre un enlace para dejar de recibirla. No temas hacer que este enlace sea fácil de localizar. Aunque no quieras perder suscriptores, siempre es mejor que estos anulen su suscripción a que se sientan frustrados y acaben marcando tu newsletter como spam.
  • Presenta tu imagen de marca de forma clara y coherente: debes enviar los correos electrónicos de tus newsletters siempre con el mismo nombre de remitente o dirección de correo electrónico de forma que sea fácil identificar a todas ellas como parte de la misma newsletter. Si un lector no reconoce el nombre o la dirección del correo electrónico, podría perfectamente asumir que se trata de correo spam.
  • Evita la venta agresiva: con independencia de que hagas todo lo demás correctamente, tu público podría decidir marcar todo lo que envías como spam si empleas el mismo mensaje de venta agresiva semana tras semana.
  • Expresa de forma obvia quién eres: la mayoría de los proveedores de servicios de email te pedirán que asocies tu newsletter a una dirección de correos electrónico real, se trata de un requisito legal. Aún así, puedes llevar las cosas un poco más lejos y hacer más evidente quién es el remitente de la newsletter y cómo pueden contactar contigo los destinatarios.
  • Elige un proveedor de servicios de correo electrónico con buena reputación: es importante usar una buena herramienta, no elijas lo más barato. Algunas soluciones baratas tienen mala reputación y pueden hacer que sus usuarios sean marcados como spam por error. Los buenos proveedores de servicios de email invierten mucho esfuerzo en vigilar a sus usuarios con el objetivo de proteger a cualquier persona asociada a sus servicios. También proporcionan herramientas que te ayudan a crear correos electrónicos de calidad y evitar el lenguaje o palabras etiquetados como spam, esto te ayudará a evitar que tus mensajes sean filtrados automáticamente por los proveedores de correo electrónico (programas de escritorio o servidores de correo online).

Invita a tus lectores a anular su suscripción

Puede parecer incoherente, pero solicitas de vez en cuando a tus suscriptores que pulsen el botón para darse de baja puede resultar beneficioso para la seguridad de tu lista. Suponiendo que estos suscriptores estén abriendo todos tus correos electrónicos, indicarles que se den de baja si no les estás proporcionando aquello que necesitan te puede ayudar, ya que en caso de hacerlo, lo harán sin marcarte como spam.

Si se tiene la suficiente seguridad de estar ofreciendo una newsletter mensual excepcional, es evidente que ningún lector se la querrá perder.

Para una mayoría de creadores de newsletters, este método no resulta en ninguna baja, usan esta estrategia como parte de su atractivo. Aunque no parezca posible, así es realmente. En parte esto se debe a la seguridad que requiere hacer este tipo de proclama. Si alguien está muy seguro de ofrecer una newsletter estupenda al mes, sabe claramente que ningún lector querrá perdérsela.

Esta estrategia es particularmente importante si cambias de forma repentina el contenido que solías enviar. Si vas a empezar a enviar algo que no han solicitado tus destinatarios, es importante que te asegures de que saben con claridad cómo dejar de recibirlo.

Evita en la medida de lo posible modificar tu imagen de marca en la newsletter

En ocasiones, no tienes más opción que cambiar el nombre que figura en tu newsletter, pero no deberías tomártelo a la ligera. Dar un paso en falso en este proceso puede conllevar la pérdida de una parte significativa de suscriptores y quizá tu nuevo nombre sea etiquetado como spam por algunos usuarios. No importa cuántos correos electrónicos de advertencia envíes a tu lista, algunas personas no se darán cuenta de que los correos electrónicos con el nuevo nombre proceden realmente de la misma persona que los anteriores. Con frecuencia la gente marca este nuevo remitente de correo electrónico como spam o, en ocasiones, evitan que pase los filtros de su correo electrónico.

Podrías obtener ayuda de tu proveedor de servicios de correo electrónico para eludir estos problemas, si eres proactivo trabajando con ellos. Algunos tendrán en cuenta la lista que tenías bajo la marca o nombre anterior a la hora de dar respuesta a los informes de spam que surjan con el cambio. Será necesario que tengas de antemano una muy buena reputación, aunque: si ya habías tenido problemas con tu lista, tendrás que resolverlos con bastante antelación, antes de hacer un cambio en la imagen de marca de la newsletter.

Como advertencia, ten en cuenta los informes de spam

Dificilmente podrás resolver por ti mismo un reporte de spam. El proceso está altamente automatizado y puede que no seas capaz de descubrir exactamente quién marcó tu newsletter como no deseada. Pero si recibes un informe negativo de spam, es importante ser consciente de ello e iniciar alguna acción.

Puedes buscar formas de mejorar tu contenido, deja claro que eres una persona real y en general, haz que tu newsletter sea más eficaz.

Revisa todos aquellos correos electrónicos que te causaron problemas. Observa las diferencias entre esos correos y los anteriores. Pueden darse algunas casualidades, no todas las notificaciones de spam son intencionadas, de todos modos busca formas de mejorar. Incluso aunque al final resulte que no sea más que una falsa alarma, la decisión de mejorar tu newsletter nunca será algo negativo. Puedes intentar mejorar tu contenido, hacer más evidente que eres una persona real y en general hacer que tu newsletter sea más eficaz. Incluso los más mínimos cambios pueden tener un gran impacto.

La mayoría de proveedores de email marketing te proporcionarán como mínimo un panel básico con datos estadísticos donde podrás ver con claridad cuánta gente se ha suscrito a tu newsletter, cuánta se ha dado de baja y cuánta te ha marcado como spam. No necesitas revisar este panel a diario, pero sí de forma regular.

Trata a tus lectores tal y como te gustaría que te tratasen a ti

En definitiva, el spam es algo que el destinatario no deseaba recibir. Todos recibimos habitualmente correos electrónicos que no deseamos. Por tanto, ¿por qué enviar algo que sabes que tus destinatarios no van a querer? Es tentador hacerlo, aunque sea simplemente para correr la voz sobre los servicios que ofreces. A veces pensamos que si podemos contarle a la gente repetidas veces lo que hacemos, al final colará.

Sin embargo, lo cierto es que es más probable que importunemos al lector que acabemos convenciéndolo. Es una labor increíblemente ardua, pero es la única manera de evitar ser marcado como "spammer".

Redacta el mismo tipo de breves correos electrónicos que a ti te gustaría recibir. Requiere un pequeño cambio de mentalidad, pero este duro trabajo merece la pena: serás capaz de crear una relación real con tus lectores, y como resultado estarán más predispuestos a trabajar contigo.

Crédito de la foto: autor buchachon. Algunos derechos reservados.

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Business tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Advertisement
Start your 7-day free trial*
Start free trial
*All Individual plans include a 7-day free trial for new customers; then chosen plan price applies. Cancel any time.