Unlimited PowerPoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. Finance

Consejos de ahorro de energía para ayudar a tu negocio a reducir costos

by
Difficulty:BeginnerLength:MediumLanguages:

Spanish (Español) translation by Alejandra Guitron Arredondo (you can also view the original English article)

Tanto si eres una persona preocupada por el ambiente o no, el ahorro de energía es una inteligente estrategia de negocio.

Considera el hecho de que las empresas pequeñas en Estados Unidos gastan más de $60 mil millones de dólares en energía. Una encuesta descubrió que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas gastan más del 10% de sus ingresos anuales en electricidad.

Esto es una gran parte de tu negocio que estás pagando sólo para mantener las luces encendidas. Por lo tanto, si puedes reducir esos costos al ser más eficiente en cuestiones de energía, verás el beneficio inmediatamente en tu balance final.

En este tutorial vamos a ver los beneficios de ahorrar energía, y algunas estrategias simples que puedes usar para comenzar a ahorrar desde el día de hoy. También hablaremos de cómo puedes decidir si vale la pena hacer inversiones mayores como instalar paneles solares, y te mostraremos cómo acceder a subvenciones gubernamentales y créditos fiscales para empresas verdes. Y te explicaremos cómo puedes utilizar tus acreditaciones ecológicas para ganar nuevos clientes.

Paso 1: ¿Por qué ahorrar energía?

Si aún no estas convencido, aquí te dejo un breve resumen de los beneficios que podrías disfrutar al ser más eficiente en cuestiones energéticas:

Reducir costos

Según el programa Energy Star del gobierno de Estados Unidos, las pequeñas empresas pueden reducir sus costos de utilidad entre un 10 y un 30% "sin sacrificar el servicio, la calidad, el estilo o la comodidad". Algunos ejemplos concretos:

  • Vic´s IGA Market en Sacramento, California, ahorró más de $48,000 dólares al año al instalar lámparas T-8 más luminosas y eficientes /balastos electrónicos, un nuevo compresor enfriador y nuevos congeladores cerrados para reemplazar los congeladores antiguos abiertos de varias plataformas.
  • River Run Bed & Breakfast en Kerrville, TX, ahorró $2,400 dólares al año al instalar iluminación eficiente, aislamiento, bombas de calor de alta eficiencia, termostatos programables y variadores de velocidad en ventiladores de circulación de aire.
  • Music Mart, Inc. en State College, PA, ahorró $1,840 dólares al año al modernizar su iluminación y reemplazar dos viejos aires acondicionados con modelos más nuevos y eficientes con temporizadores.

Clientes felices

Cubriré con más detalles los beneficios para los clientes en el paso 5, pero por ahora sólo diré que las encuestas muestran que las consideraciones ambientales son cada vez más importantes en las decisiones de compra de los consumidores, sobre todo entre las generaciones más jóvenes. Si realmente puedes afirmar ser un negocio "verde", no solo verás ahorros en tus costos, sino que también generarás más ingresos de clientes conscientes del medio ambiente.

Empleados felices

"El medio ambiente" no se refiere únicamente al ambiente global, sino también al lugar de trabajo. Cuando reemplazas los aires acondicionados viejos y obsoletos por modelos más nuevos y eficientes, o actualizas la iluminación, o agregas aislamiento, el resultado suele ser un entorno de trabajo mucho más cómodo para tu personal. La nueva iluminación en Music Mart, por ejemplo, generó la misma cantidad de luz, pero mucho menos calor, lo cual fue un gran beneficio para las personas que trabajan allí todo el día.

Un ambiente más limpio

Si usas menos energía, eso significa un poco menos de minería, perforación y transporte de carbón, petróleo y gas, un poco menos de contaminación del aire por la quema de estos combustibles, un poco más de recursos que dejar para uso de la próxima generación. En este tutorial nos estamos centrando más en los beneficios económicos directos para tu negocio, pero otros beneficios más amplios también son muy reales.

Paso 2: Ahorros simples

Entonces, ¿de qué se trata ahorrar energía? Esencialmente hay dos enfoques: puedes tomar una gran cantidad de acciones pequeñas y de bajo costo, con la esperanza de que las pequeñas ganancias de eficiencia de cada una sumen grandes ahorros, o puedes ir por un proyecto más caro de mayor impacto, como renovar el sistema de calefacción de tu edificio o la instalar generadores de energía renovable.

Veremos las acciones pequeñas y de bajo costo primero, y luego, en el paso 3, pasaremos a los proyectos más grandes.

El conocimiento es poder

Antes de profundizar en la realización de cambios en tu negocio, debes evaluar tu consumo actual de energía. Herramientas como el portafolio de administración gratuito de Energy Star, te permitirá introducir detalles acerca de el o los edificios de tu empresa, y evaluar que tan eficiente estás utilizando la energía. El sistema te dará una puntuación de entre 1 y 100, una alta puntuación indicará una mayor eficiencia.

Es posible que tu oficina central obtenga un 75, por ejemplo, pero que tu almacén reciba solo un 30, por lo que enfocarías primero tus esfuerzos en el almacén. Puedes dar seguimiento del impacto de tus medidas de eficiencia energética a lo largo del tiempo.

También comprueba lo que tu proveedor de servicios puede hacer por ti. Muchos ofrecen actualmente acceso a softwares que te muestran cómo estás usando la energía, o te podrían proporcionar auditorías energéticas gratuitas o de bajo costo que te ayuden a identificar áreas de mejora.

Iluminación

Casi el 75% de todas las mejoras energéticas de las pequeñas empresas están relacionadas con la iluminación. Esto se debe a que hay muchas acciones de bajo costo que puedes hacer para obtener ahorros inmediatos.

Si todavía estás utilizando bombillas tradicionales "incandescentes", por ejemplo, debes de saber que sólo el 5% de la electricidad que consumen es convertida en luz útil. Las bombillas de consumo eficiente tienen un costo inicial más alto, pero duran 10 veces más y son 4 veces más eficientes. Es una mejora simple de realizar.

Los sensores de ocupación también son relativamente baratos, disponibles aproximadamente entre $25 y $80, y son una excelente opción para áreas que no se utilizan mucho. En los baños, por ejemplo, podrías ahorrar hasta un 75% de los costos de energía, y en salas de juntas hasta un 65%.

Y piensa si puedes reducir la cantidad de iluminación o hacer un mejor uso de la luz natural. Los pasillos y corredores no siempre necesitan una iluminación muy brillante, y a veces las personas que trabajan con computadoras prefieren una luz ligeramente más tenue para tener un mayor contraste de pantalla.

Equipo de oficina

Suena simple, pero hace una gran diferencia. Simplemente apagar las computadoras y fotocopiadoras cuando no se están usando puede generar grandes ahorros. Apagar una fotocopiadora grande por la noche puede ahorrar $660 al año, y hacer lo mismo con las computadoras puede ahorrar $68 al año. No son grandes ahorros, pero son acciones fáciles de llevar a cabo, y si estás usando una gran cantidad de equipo esto realmente suma. Asegúrate de que las computadoras estén configuradas para apagarse automáticamente cuando no estén en uso.

Calefacción y enfriamiento

Este es el mayor consumidor de energía, 39% de la energía utilizada en los edificios comerciales de Estados Unidos se destina a calefacción, ventilación y aire acondicionado.

Simplemente el limpiar o reemplazar los filtros de aire regularmente (al menos trimestralmente) te dará una mejor eficiencia energética, y el uso de un termostato programable mantiene los costos bajos. El uso de ventiladores de techo para ayudar a que el aire circule reducirá tu consumo de energía, y no sólo en verano, también son buenos en invierno, porque empujan el aire caliente desde el techo hacia abajo.

Piensa también en la luz solar. Bloquear la luz solar directa en las ventanas durante el verano reduce los costos de aire acondicionado, mientras que dejarla entrar durante el invierno da un poco de calefacción gratuita. El impacto de cada una de estas pequeñas acciones puede ser pequeño, pero en conjunto pueden sumar ahorros significativos en los costos.

Paso 3: Inversiones mayores

¿Qué hacer si ya recogiste las fruta fáciles? Estás monitoreando tu consumo de energía, y estás siendo lo más eficiente posible en áreas importantes como calefacción y refrigeración, iluminación y equipos de oficina.

El siguiente paso es mirar hacia proyectos mayores para mejorar tus instalaciones. Algunos ejemplos serían poner paneles solares en el techo, renovar el sistema de calefacción, volver a aislar todos los edificios o invertir en equipos de consumo eficiente de nueva generación.

No obstante, este tipo de proyectos a menudo requiere una inversión inicial importante, y debes asegurarte de obtener una recompensa razonable. Entonces, ¿cómo se calculan los ahorros esperados y se decide qué proyecto vale la pena implementar?

Supongamos que planeas comprar un nuevo sistema de aire acondicionado para tu edificio de oficinas. El nuevo sistema cuesta $600, pero actualmente estás gastando $800 al año en aire acondicionado, y el nuevo sistema es 25% más eficiente, lo que significa que ahorrarás $200 al año. ¿Vale la pena?

Para calcular cuánto tiempo tardará el nuevo sistema en pagarse por sí mismo, simplemente divide el costo de la mejora por el ahorro anual de energía. En este caso:

Periodo de recuperación = 600 / 200 = 3 años

Esto parece una buena inversión. El nuevo equipo se pagará por sí mismo en 3 años, y después de eso lograrás un ahorro durante el tiempo que dure el equipo.

Este es un ejemplo simple, pero usarías el mismo método para instalaciones más complejas como los paneles solares. Calcula el ahorro de energía esperado, y después divide el costo inicial entre el ahorro de energía anual. Generalmente una periodo de recuperación de entre 3 o 4 años vale la pena; más tiempo que esto, y estarás esperando mucho tiempo antes de empezar a ver los beneficios.

Paso 4: Obtén asistencia gubernamental

Hay muchos programas gubernamentales para motivar a las empresas a adoptar medidas de eficiencia energética. Entonces, además de los ahorros en costos de las mejoras que implementes, puedes acceder a créditos tributarios, subvenciones, programas de préstamos y otros tipos de asistencia gubernamental. Aquí me estoy centrando en programas estadounidenses, pero existen programas similares en muchos otros países.

Puedes obtener un crédito fiscal federal por el 30% del costo de instalar sistemas de energía solar u otras medidas de energía renovable, por ejemplo. Los gobiernos estatales y locales también ofrecen un gran número de programas. Puedes buscarlos utilizando esta herramienta de búsqueda en línea del Departamento de Energía. Simplemente introduce tu estado, y te mostrará todos los créditos fiscales de eficiencia energética y deducciones disponibles para ti. En Nueva York, por ejemplo, hay 132 programas diferentes dirigidos a áreas particulares, ciudades o tipos de negocios.

También te recomiendo buscar en Grants.gov para subvenciones especiales de eficiencia energética a las que podrías acceder. En este momento, por ejemplo, el Programa de Energías Renovables para América está ofreciendo desde $5,000 hasta $500,000 a pequeñas empresas rurales y granjas que estén haciendo mejoras en eficiencia energética. La fecha límite para enviar solicitudes es el 7 de julio de 2014. Las oportunidades cambian todo el tiempo, así que sigue revisando constantemente para ver si hay algo que aplique a tu negocio.

También hay programas especiales de préstamos del Departamento de Energía, subvenciones de la EPA, subsidios de innovación para pequeñas empresas y más. Puedes obtener más detalles en el sitio web de Administración de Pequeñas Empresas.

Paso 5: El poder del marketing verde

Una encuesta reciente encontró que el 71% de los consumidores estadounidenses consideran el medio ambiente en sus decisiones de compra. Una investigación separada encontró que el 88% de los estadounidenses se autoidentifican como "consumidores conscientes" y el 86% como "respetuosos con el medio ambiente".

Esto significa que una alta proporción de tus clientes están probablemente preocupados por el medio ambiente hasta cierto punto, y valorarán más tu negocio si los haces conscientes de las medidas de ahorro de energía que has tomado.

Si has realizado grandes mejoras, podría ser una noticia digna de interés periodístico que los medios locales de comunicación atenderían, dándole a tu empresa publicidad gratuita y difundiendo la imagen de tu empresa como respetuosa del medio ambiente.

También puede resaltar las acreditaciones verdes de tu empresa en tu marketing. Sin embargo, ten cuidado, ya que los consumidores se han vuelto cautelosos con el "greenwashing", o empresas que se afirman ambientales sin fundamento. Si has ahorrado energía en tus edificios, pero sigues manejando una flota de camiones de reparto que consumen mucho gas o fabricas productos no reciclables, los intentos de presentarte como una empresa verde podrían ser contraproducentes.

Por lo tanto, es mejor evitar hacer afirmaciones radicales, a menos que la sostenibilidad ambiental esté realmente en el corazón de todo tu negocio. Apégate a hechos específicos que puedas respaldar, por ejemplo, mencionando en tus folletos publicitarios que redujiste el uso de energía en un 30% y estas comprometido a realizar mejoras adicionales.

También piensa más allá de los consumidores individuales. Las acreditaciones verdes también pueden darte una ventaja en el espacio B2B ("business to business"). Muchas grandes empresas, organizaciones y departamentos gubernamentales tienen sus propios objetivos ambientales. Si ellos pueden hacer negocios con un proveedor respetuoso del medio ambiente (es decir, contigo), entonces eso les ayuda a cumplir sus objetivos también.

Una decisión empresarial inteligente

En este tutorial, has visto cómo tu negocio podría reducir costos tomando medidas para ahorrar energía. Has aprendido los beneficios del ahorro de energía, cómo ponerlos en práctica tanto a través de pequeñas acciones como de proyectos importantes, cómo acceder a subsidios gubernamentales, créditos fiscales y otro tipo de asistencia, y cómo obtener beneficios adicionales comunicando estos cambios a tus clientes.

Como puedes ver, "ponerse verde" no se trata de hacer sacrificios o gastar más dinero. En realidad, es una decisión empresarial inteligente que puede reducir tus costos, hacerte elegible para recibir beneficios gubernamentales y aumentar tu popularidad entre tus empleados y tus clientes. Necesitas evaluar cada inversión, por supuesto, para asegurarte de que vale la pena, pero si inviertes sabiamente, podrías ver un impacto significativo no sólo en el medio ambiente, sino también en los resultados finales de tu empresa.

Fuentes

Crédito Gráfico: Panel Solar diseñado por Modik a partir del Proyecto Noun.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.