7 days of PowerPoint templates, graphics & videos - for free! Unlimited asset downloads! Start 7-Day Free Trial
Advertisement
  1. Business
  2. Careers

Cómo Pedir Aumento de Sueldo (o ascenso) en una Crisis Económica

Read Time: 13 mins

Spanish (Español) translation by Alison Pumapillo (you can also view the original English article)

¿Quieres saber cómo pedir un aumento de sueldo de forma exitosa? Tienes la seguridad de que estás teniendo un desempeño excelente en tu trabajo. De hecho, consideras que estás haciendo una labor más allá de lo que te corresponde y que eso justifica pedir un aumento de sueldo, un ascenso o ambas cosas. Únete a la multitud. Según el Center for American Progress (Centro para el Progreso Estadounidense), la mayoría de los trabajadores estadounidenses están saturados de trabajo y mal pagados.

Aprende cómo pedir un aumento de sueldo de forma exitosa.Aprende cómo pedir un aumento de sueldo de forma exitosa.Aprende cómo pedir un aumento de sueldo de forma exitosa.
Aprende cómo pedir un aumento de sueldo de forma exitosa. Fuente de la imagen: Envato Elements.

Durante la recesión, los empresarios despidieron a los trabajadores a un ritmo desenfrenado. Los trabajadores que se quedaron se sintieron agradecidos por haber conservado sus puestos de trabajo y no se quejaron mientras sus empleadores les daban más y más trabajo. Tal vez pensaron que estas exigencias de trabajo adicional eran solo una solución temporal para satisfacer una necesidad inmediata, y que con el tiempo se contrataría a los trabajadores que hicieran falta, se resolverían los problemas de carga laboral de otra manera o habría un aumento de sueldo.

Sin embargo, ninguna de dichas opciones se ha concretado. Según Dave Gilson, de la revista estadounidense Mother Jones, desde 1979 la productividad se ha disparado, pero esto no se refleja en los sueldos y salarios. Y además de ser más productivos en el trabajo y trabajar más horas, se espera que muchos trabajadores respondan al correo electrónico del trabajo después de su horario laboral, en vacaciones e incluso si están enfermos.

Entonces, ¿cómo convencer a los poderes fácticos de que estás ofreciendo más valor del que te pagan y, lo que es más importante, ¿cómo conseguir que te den la razón y lograr un aumento de sueldo? ¿Especialmente cuando el mercado no se ha recuperado del todo?

La clave es tener un plan de acción estratégico para presentar tu caso. Siguiendo los 7 pasos que se enumeran a continuación, aumentarás en gran medida tus posibilidades de recibir una mayor compensación por tu duro trabajo.

1. Programa tu reunión de forma estratégica

Tu aumento de sueldo es demasiado importante como para discutirlo con tu jefe mientras caminas por el pasillo o te presentas de improviso. Además, este proceder también disminuirá tus posibilidades de éxito. La mayoría de los directivos están ocupados asistiendo a reuniones, resolviendo problemas y manteniendo contento a su jefe. Por ello, es probable que no tengan en cuenta tu iniciativa y que la reciban de forma educada, pero negativa.

En contraste, programar una reunión obligará a tu jefe a reservar un bloque de tiempo para concentrarse en lo que tienes que decir. Además, reduce la probabilidad de que se produzcan las interrupciones que se darían en una reunión no programada.

Sin embargo, programar tu reunión de forma estratégica también implica otro factor. Según Ben Fanning, asesor de carrera, si bien los aumentos de sueldo suelen considerarse una recompensa por el rendimiento previo, es más probable que te suban el sueldo si trabajas en un gran proyecto que sea crucial para el éxito de la empresa. En otras palabras, el aumento de sueldo es un incentivo para tu rendimiento futuro, lo que tiene sentido porque los trabajadores contentos suelen ser más productivos.

2. Establece una base firme

Si vas a pedir un aumento de sueldo, deberías recordarle a tu jefe con delicadeza que eres un trabajador excepcional que aporta valor a la empresa. Tu valor no debería ser discutible y esta declaración no debería ser una sorpresa. Debes tener una sólida reputación de ir siempre un paso más allá y realizar constantemente un trabajo sobresaliente. Si eres tan bueno como crees en tu puesto laboral, los demás deberían notar tu valor.

Sin embargo, siempre puedes aumentar tu atractivo como empleado asegurándote de siempre hacer el mejor trabajo posible. Tanto tu puesto laboral como tu sector están sometidos constantemente a cambios, avances y mejoras. Por lo tanto, debe aprender continuamente a perfeccionar tu desempeño en el trabajo. Ya sea asistiendo a conferencias, leyendo libros y revistas especializadas o escuchando mensajes de audio, siempre hay oportunidades para ampliar tu conjunto de habilidades y tu nivel de conocimientos. Y esto, a su vez, aumentará tu valor frente a tus empleadores y te brindará más posibilidades de éxito al pedir un aumento de sueldo.

Además, como a los empresarios les gustan los trabajadores que saben resolver problemas, te ayudará mucho ser la persona que siempre está proponiendo ideas y pensando en formas nuevas y creativas de resolver los problemas.

Fanning advierte a los trabajadores que eviten verse atrapados en tareas y proyectos que no influyan en el resultado final. Dado que este tipo de trabajo no suma valor a la organización, no podrá utilizarse como justificación para un aumento de sueldo.

3. Presenta tu caso

Para aumentar tus posibilidades de conseguir un aumento, tendrás que hacer algo más que hablar sobre tu valor en la organización. Necesitarás datos objetivos que respalden tus afirmaciones. No es el momento de ser dócil y suave. Si te atreves a pedir un aumento de sueldo, también debes ser lo suficientemente audaz como para presentar un caso convincente.

Enumera todos tus principales logros en detalle. No te limites a decir que has aumentado las ventas, presenta las estadísticas que demuestren que has incrementado las ventas en un 30%. No te conformes con afirmar que has aumentado los niveles de productividad, muestra los datos que respalden tus afirmaciones. Asimismo, conserva todas las cartas de recomendación, las evaluaciones de rendimiento satisfactorias e incluso los correos electrónicos de compañeros y clientes en los que te agradecen por tu ayuda, por hacer un esfuerzo adicional o por ser un gran miembro del equipo.

Proporcionar información es una parte esencial de este proceso, porque es el único dato objetivo que el valor de tu puesto laboral para la organización. Tal vez pienses que contribuyes más de lo que realmente haces; tal vez tu jefe piense que contribuyes menos de lo que realmente haces. En cualquier caso, los datos proporcionan hechos en los que basar tu rendimiento. Y, en consecuencia, será bastante difícil denegar tu solicitud de aumento de sueldo si la información que la respalda es absolutamente contundente.

También es importante que te asegures de que tus datos te diferencien de tus colegas. Si todos los miembros de tu equipo han hecho la misma cantidad de trabajo, es posible que tu empleador se enfrente ahora a la perspectiva de tener que dar una promoción laboral a todos. Y no querrás que tu aumento de sueldo esté ligado al de todos los demás, porque esto disminuirá tus posibilidades de recibir una respuesta positiva.

4. Ten una cantidad de dinero específica y razonable, respaldada por datos

Tu plan, cuidadosamente elaborado, puede desbaratarse rápidamente si no tienes una cantidad realista de dinero que esté respaldada por datos. En primer lugar, no te conviene dejar que tu jefe decida cuánto debe ser el aumento. La mayoría de las empresas se fijan en sus resultados financieros y te ofrecerán la primera cantidad que crean que vas a aceptar. Por otro lado, tampoco debes exagerar tu valor. Sitios web como Payscale.com disponen de calculadoras salariales detalladas que te ayudarán a tener en cuenta tus aptitudes y habilidades específicas para determinar cuánto deberías cobrar. 

Las empresas suelen conceder aumentos por el costo de la vida, que están diseñados para ayudar a los empleados a mantenerse al día con los precios en alza de los bienes y servicios, o aumentos por méritos, que se basan en el rendimiento. Pero, según Payscale, solo hay 2 factores que determinan realmente tu valor como empleado: 

  1. Lo que vales en el mercado.
  2. Lo que vales para la organización.

Payscale utiliza los siguientes ejemplos para demostrar los cambios en el lugar de trabajo que justifican un aumento o promoción laboral:

  • Tus características han evolucionado de tal manera que afectan tu valor en el mercado. Por ejemplo, un desarrollador de software promedio con 3 años de experiencia vale más que el mismo desarrollador con 2 años de experiencia. Y en Seattle, esto supone una diferencia salarial del 5%.
  • El precio de mercado correspondiente a tus habilidades ha cambiado. Si hay una escasez de determinados trabajadores que hace que estén altamente solicitados, la empresa podría tener que pagar al menos un 5% más para mantener al empleado en plantilla.
  • El valor de tu trabajo para la empresa ha cambiado. Por ejemplo, un gestor de proyectos completa con éxito un proyecto a tiempo y por debajo del presupuesto, aumentando significativamente los beneficios de la empresa. Si la empresa piensa que se trata de un hecho aislado, puede optar por ofrecer solamente una bonificación. Sin embargo, si el empleado rinde constantemente a un nivel superior en comparación con otros empleados, hay razones de peso para que se le ofrezca un aumento salarial en un percentil más alto.

Es imposible decirte cuánto debería aumentar tu sueldo, pero teniendo en cuenta estos factores y utilizando la calculadora salarial detallada podrás determinar una cantidad razonable.

5. Practica tu presentación hasta que sea perfecta

La presentación lo es todo y a menudo es la diferencia entre el éxito y el fracaso. En su libro "Speaking Up", Frederick Gilbert advierte a los empleados que sus jefes están muy ocupados y tienen poca paciencia con los trabajadores que muestran titubeos, comunican mal y tardan demasiado en llegar al grano.

Gilbert también dice que es importante saber improvisar. Por ejemplo, supongamos que la reunión está programada para 30 minutos, así que planeas dedicar 20 minutos a presentar tu caso para un aumento de sueldo. Sin embargo, cuando llegas a la reunión, tu jefe te dice que ha surgido un imprevisto y que ahora solo tienes 5 minutos.

Si tu jefe es como la mayoría de los gerentes, es probable que haya un 50% de posibilidades de que esto ocurra. Por ello, Gilbert recomienda hacer una presentación larga y otra corta, en la que puedas resumir todos tus puntos importantes en 5 minutos. Por ello, debes practicar tu presentación hasta que sea perfecta. Cuanto más practiques, más familiarizado estarás con ella. Como resultado, te sentirás más cómodo y tendrás más confianza, incluso con un plazo de presentación reducido.

6. Lucha con pasión, pero mantén la profesionalidad

Como seres humanos, a veces tendemos a utilizar las emociones como palanca si pensamos que esto nos ayudará a defender nuestro caso. Sin embargo, se trata de una relación profesional y tienes que defender tu aumento de sueldo o promoción laboral basándote en tu rendimiento laboral, tu actitud y tus habilidades.

Algunas tácticas que hay que evitar son las súplicas emocionales, como: "Realmente necesito un aumento porque mi cónyuge ha perdido su trabajo y, debido a esta pérdida de ingresos, podemos perder nuestra casa y tener que sacar a nuestra hija de la universidad". Esto puede sonar insensible, pero no fuiste contratado porque tuvieras una necesidad económica. Te contrataron porque la empresa tenía una necesidad laboral. Por lo tanto, cualquier aumento sería el resultado del valor que ofreces a la organización, y no el resultado de tus problemas financieros personales.

Además, no finjas que tienes otra oferta de trabajo si realmente no la tienes. Si tu jefe piensa que estás buscando otro trabajo, puede que te trate de forma diferente como resultado. Y si además lanzas una cantidad que tu nuevo empleador ficticio está dispuesto a pagar y tu empresa actual no puede igualarla, esperarán que te marches a pastos más verdes y sospecharán de ti si no lo haces. 

Por último, no hables de los salarios de tus compañeros. Por ejemplo: "Sé que John Connor gana 2 000 dólares más que yo, y Sarah Smith gana 2 500 dólares más". A menos que conozcas todos los factores que contribuyen a que los sueldos de otros empleados sean más altos, no es prudente abrir esta caja de Pandora. Por un lado, habrás desviado el foco de atención de tu excelente rendimiento y lo habrás convertido únicamente en una cuestión de pagarte la misma cantidad que a dichos empleados. Y si tu jefe presenta una razón empresarial sólida, como que estos empleados tienen más experiencia, más formación o diferentes funciones laborales, ahora has cerrado la puerta a tu oportunidad de conseguir un aumento o promoción en el trabajo.

7. ¿Y si te ofrecen una promoción laboral, pero no un aumento de sueldo?

Que te ofrezcan una promoción en el trabajo en lugar de un aumento no es frecuente, pero puede ocurrir, según Monster.com. Tendrás que sopesar los pros y los contras para determinar si te convendría aceptar dicha promoción en el trabajo. Por un lado, si ya estás haciendo el trabajo, quizá también puedas aceptar el puesto laboral, además de que existe la posibilidad de que consigas un aumento en el futuro gracias a esta promoción laboral. Subir de puesto es genial, pero debes estar atento a los siguientes factores:

Pero, primero tienes que averiguar por qué la promoción en el trabajo no está relacionada con un aumento de sueldo para ti. Un posible escenario presentado por Monster.com es que el director de contratación indique que, si estuvieran contratando a alguien de fuera, buscarían un conjunto de habilidades diferente al que tú posees. Y esta es una razón legítima.

Además, si te sientes incómodo con tu promoción en el trabajo, aunque sea solo un poco, es posible que no estés preparado para subir de puesto. Si te planteas aceptarlo, consigue garantías por escrito de que se te proporcionará capacitación y desarrollo profesional, ya sea con un mentor y/o con capacitación externa, para que consigas desarrollarte adecuadamente al subir de puesto.

Monster.com también recomienda que te asegures de que no estás firmando para "simplemente ganar una carrera más". ¿Subir de puesto laboral en dicho momento está en relación con lo que estás haciendo ahora? ¿Subir de puesto es un factor que encaja en tu trayectoria profesional?".

Te lo debes a ti mismo

Si realmente crees que tu trabajo merece un aumento de sueldo, te debes a ti mismo tomar la iniciativa y pedir lo que te corresponde por derecho. Si bien es cierto que los tiempos que corren siguen siendo difíciles, económicamente hablando, las empresas se han dado cuenta de la importancia de compensar de forma justa a sus mejores empleados, ya que de lo contrario corren el riesgo de ver cómo esos trabajadores tan brillantes se marchan con la competencia.

Nunca es demasiado pronto para empezar a planificar tu estrategia de aumento salarial. Asegúrate de ir más allá de tus obligaciones, de resolver problemas importantes y de hacer un seguimiento de tus resultados, en lugar de solo conformarte con lo que hay. Utiliza los datos que has recopilado para formar la base de tu presentación ante el gerente.

Practica y prepárate, y tu reunión irá sobre ruedas. Cubrirás los puntos más importantes, transmitirás confianza y demostrarás conocimientos que le recordarán a tu jefe por qué eres un empleado tan valioso y por qué mereces aumento de salario.

Recursos

Crédito de los gráficos: Dinero diseñado por Nick Levesque del Noun Project.

Nota editorial: Este artículo fue publicado originalmente en 2014. Lo estamos compartiendo de nuevo, ya que nuestros editores han determinado que esta información sigue siendo precisa y relevante.

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Business tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.