Advertisement
  1. Business
  2. Email Newsletters

Crear una Newsletter para Tus Actuales Clientes: Qué Debes Saber

Scroll to top
Read Time: 7 mins
This post is part of a series called Building a Successful Freelance Email Newsletter.
How to Convert Newsletter Subscribers into Paying Clients
How to Keep Your Email Newsletter from Being Marked as Spam

Spanish (Español) translation by Eva Collados Pascual (you can also view the original English article)

Una vez tengas configurada una newsletter para atraer nuevos clientes, podrías empezar a pensar qué más puedes hacer con ese formato de newsletter para promocionar tu negocio como freelance. Una opción a tener en cuenta es enviar una newsletter a los clientes que acabas de conseguir.

La lógica tras esta idea es clara: si acabas de dar lo mejor de ti a un cliente, esa compañía podría estar encantada de trabajar contigo de nuevo. Pero necesitas recordarles que estás disponible e indicar todos los servicios que ofreces, particularmente aquellos distintos a los que acabas de realizar para ellos. Una newsletter puede funcionar perfectamente en este sentido, como recordatorio para tus antiguos y actuales clientes.

Por supuesto, tienes que dirigirte a un nicho específico de tus clientes si realmente quieres tener la seguridad de que tu newsletter será efectiva: es mucho más difícil crear una newsletter con objetivos genéricos que resulte atractiva a todos los clientes que te hayan contratado en alguna ocasión para diseñar una web que escribir dirigiéndote solo a aquellos clientes que disponen de una web de eCommerce. En lo que respecta a las newsletter, la especificidad es buena.

Pedir Permiso Antes de Inscribir a Nadie a Tus Newsletters para Clientes  

Es sencillo solicitarlo en cuanto recibes a un nuevo cliente: basta con que menciones y hagas saber a tus nuevos clientes que la newsletter forma parte del proceso de trabajo habitual.

Recibir un pago de un cliente no es lo mismo que recibir el permiso para añadirlos a tu lista de email. Tus anteriores clientes probablemente te miren de forma favorable, pero puedes perder mucho capital social rápidamente si envías newsletters a clientes que no las han solicitado.

Es bastante fácil preguntarle al nuevo cliente en el momento de recibirlo: simplemente menciona y haz saber a tus nuevos clientes que la newsletter forma parte del proceso estándar. Puedes reforzar la sugerencia indicando que es parte de la forma de trabajar juntos, incluso puedes implantar algunos procesos en tu newsletter mediante respuestas automatizadas con un mismo mensaje que se envíen a cada nuevo suscriptor.

Pero el proceso es un poco más complicado cuando intentas invitar a clientes con los que hace tiempo que no hablas. Podría ser buena idea contactar antes de nuevo con ellos y reintroducirte, y después proponerles que se inscriban a tu lista de correo. Para poder despertar interés por la suscripción entre las personas que ya han trabajado contigo en el pasado, debes dejar claro lo que estás ofreciendo a través de ella.

Lanza una Encuesta Entre Tus Clientes y Lectores

Dado que ya tienes relación con la gente a la que te gustaría dirigirte con tu nueva newsletter, aprovéchate de esto. Pregúntales que tipo de información les gustaría o necesitan recibir.

La realización de incluso la más básica encuesta puede costarte más trabajo en su planteamiento o en decidir de qué tratará tu newsletter. Podrías descubrir que existen formas en las puedes ayudar a tus clientes a entender mejor el trabajo que has realizado para ellos con anterioridad o les podrías dar información útil para planificar los próximos proyectos que estén valorando.

También puedes formular preguntas que vayan más allá del contenido: pregúntales sobre qué otras publicaciones encuentran útiles, las cuales a su vez podrían ayudarte a conocer qué formatos les resultan atractivos. También puedes descubrir cuál es la longitud que funciona para tus clientes: es posible que no dispongan del tiempo necesario para asimilar una newsletter muy larga o puede que prefieran algo que evidencie claramente que la inversión del tiempo de lectura merece la pena.

Aunque, no confíes únicamente en lo que te dicen a través de las encuestas. Tras la publicación de algunas newsletters, estudia tú mismo los resultados para comprobar qué está funcionando. Prueba con distintos enfoques y descubre lo que realmente funciona con el tipo de gente al que quieres llegar.

Usa una Newsletter de Email para Simplificar Tu Trabajo

Uno de los beneficios de usar una newsletter a través de email para comunicarte con tus clientes es que puedes usarla para enviarles información que deban conocer. Si, por ejemplo, necesitas que todos tus clientes sepan que si van traerte cualquier nuevo proyecto ese mes, lo deben hacer en cierta fecha, podrías simplemente enviarles un mismo email a la vez a todos. Por supuesto, envía únicamente información que tus clientes vayan a encontrar útil.

Con la ventaja que ofrecen las respuestas automáticas  secuencias de email automáticas enviadas a cualquier nuevo suscriptor de tu lista - podrás agilizar a través de la newsletter el proceso de informar a los nuevos clientes mediante el envío de tu contrato y cualquier otro dato necesario para trabajar juntos. Conseguirás que el proceso en conjunto sea mucho más fácil de gestionar.

Necesitas advertir a tus nuevos clientes sobre la recepción de esos emails. Por supuesto, este enfoque no funciona con aquellos emails que solo quieras enviar a un cliente, pero la mayoría de nosotros tiene una serie de emails que por norma enviamos a todos los clientes con los que trabajamos.

Ofrece un Recordatorio Sobre Tu Dsiponibilidad

Si recuerdas periódicamente a tu clientela sobre tu disponibilidad, tendrás más posibilidades de poder abordar los proyectos que vayan llegando.

Disponer de una lista de personas que ya hayan demostrado su interés en trabajar contigo tiene un valor incalculable. Es muy probable que tus antiguos clientes quieran hacerlo, especialmente si has realizado bien tu trabajo. Pero en ocasiones necesitarán que se lo recuerdes: a menos que estés trabajando con una agencia o cualquier otro tipo de cliente que te provea de trabajo continuamente, el resto de clientes no suele necesitar los servicios de un freelance de forma regular. Lo más probable es que contraten al freelance con el que hayan hablado más recientemente cada vez que estén preparando el inicio de un nuevo proyecto.

Si informas periódicamente a tus clientes sobre tu disponibilidad, tendrás más oportunidades de recibir los proyectos que vayan surgiendo. Una newsletter sirve para ese propósito. Mediante el envío de una newsletter de forma regular y programada que sea interesante para los clientes con los que hayas trabajado en el pasado, les estarás recordando que existes y que estarías encantado de trabajar con ellos de nuevo.

Publicita Ofertas y Descuentos Especiales

Cuando das a tus clientes razones para trabajar contigo de nuevo y de inmediato, estás creando una situación en la que tendrán que reaccionar rápido. Esto significa que no te enfrentarás a una situación sin fecha de término en la que puedan postergar un proyecto creativo indefinidamente. Les estás proporcionando un incentivo para que entren en acción ya.

La gente normalmente es más propensa a actuar (esto incluye la adquisición) si existe una fecha límite para hacerlo. Este hecho, combinado con la naturaleza de las newsletters, significa que puedes crear ofertas especiales válidas por un limitado tiempo, es muy posible que así consigas más trabajo.

Con este tipo de de ofertas debes ser tan específico como sea posible: señala tantas limitaciones como necesites para asegurar que todavía ganarás dinero incluso si todos tus antiguos clientes aceptan la oferta.

También quieres crear una oferta en la que estén interesados clientes que hayan trabajado contigo hace relativamente poco. Por ejemplo, si has rediseñando la web de un cliente hace unos años, es poco probable que les interese ya un nuevo diseño. Pero podrías ofrecerte a diseñar sus correspondientes avatars para las redes sociales, portadas y cualquier otro elemento. Ofrecer algo un tanto distinto a lo que normalmente ofreces te facilitará establecer un precio que parezca una buena oferta a tus clientes pero que también sea justo para ti.

Justifica un Precio Superior

Como freelancers, en ocasiones nos resulta difícil aumentar nuestros precios, en gran parte porque no sentimos que lo que estamos haciendo lo valga y en parte porque tenemos que justificarlo ante nuestros clientes. Pero las horas que podemos trabajar para cada cliente es limitado. Ofrecer algo más que nuestro simple tiempo de trabajo puede ser una de las formas más fáciles de aumentar la cifra a cobrar, con la que además te sentirás cómodo al hacerlo.

Existen muchísimas newsletters premium por ahí por las que pagan sus suscriptores. Si puedes crear una newsletter de igual calidad para tus clientes, e incluir en precio de las suscripciones a la misma en tu tarifa, quizá puedas aumentar el precio de tu trabajo.

Este podría ser el tipo de newsletter profesional que llame la atención de tus clientes sobre lo que estás haciendo o sobre lo que necesitas de ellos, por supuesto. Debe ser algo por lo que estarían dispuestos a pagar, debe transmitirles cómo pueden expandir su negocio o ahorrarles dinero o algo de un valor equivalente.

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Business tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Advertisement
Start your 7-day free trial*
Start free trial
*All Individual plans include a 7-day free trial for new customers; then chosen plan price applies. Cancel any time.