Unlimited Powerpoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. Valuation
Business

Cómo Calcular el Valor de Tu Startup en Sus Primeras Fases

by
Difficulty:BeginnerLength:MediumLanguages:

Spanish (Español) translation by Eva Collados Pascual (you can also view the original English article)

Estimar el valorar de empresas maduras es un proceso bastante sencillo — aunque en cierta medida también es subjetivo. Cosas como el valor de mercado del capital y las múltiples ventas dan a los inversores una sólida base con la que trabajar al determinar la valoración de una empresa. Sin embargo, en el caso de las startups que están en etapas tempranas, el proceso es bastante distinto.

Al no disponer de datos financieros relativos a varios años en los que basarse, las startups y sus inversores (angels y capitalistas de riesgo) tienen que usar métodos más creativos que sustituyan los parámetros empleados habitualmente. En resumen, el proceso retoma la cuantificación de algunos datos financieros básicos: 'riesgo frente a beneficios'. En la terminología de las startups, se trata de: 'tracción frente al tamaño del mercado'.

Como fundador de una startup, inevitablemente llegará un momento en el que tengas que preguntarte cuál es el valor de tu empresa. Independientemente de si te encuentres en una fase pre-ingresos, posterior a los ingresos, en la etapa de recaudación de fondos o simplemente concediendo acciones de participación a tus empleados, debes disponer de una valoración a partir de la cual operar. Evidentemente, en última instancia, cuando estés buscando financiación tu valoración saldrá a la luz durante las negociaciones, así que merece la pena llevar a cabo algunos procedimientos que justifiquen tus cifras con el objetivo de sacar el máximo partido en estas situaciones.

Este artículo se centra en los pasos que deberías tomar para hacer un cálculo razonable del valor de tu incipiente startup, añadiendo un poco de contexto que explique por qué esa cifra justifica que debes alcanzar la calificación de startup.

Paso 1: Realizar una Autoevaluación

Haz una Lista de Tus Activos

Lo primero que debes tener en cuenta al formular una valoración es la hoja de tu balance de cuentas. Lista en ella los bienes que posee la empresa (menos los pasivos). Entre los bienes activos podrías incluir, aunque no son limitantes, los siguientes:

  • Software propietario
  • Producto
  • Flujo de efectivo
  • Patentes
  • Clientes/Usuarios
  • Socios

Aunque no serás capaz de hacer referencia al valor real en el mercado de la mayoría de tus activos (a excepción del flujo de efectivo), tu lista de activos te sitúa en una posición en la que serás capaz de hacer valoraciones comparándote con otras startups similarmente equipadas.

Definir "Beneficios" (KPI)

Para muchas startups, los ingresos iniciales son principalmente indicativos de la validación del mercado. Es decir, los ingresos que obtienes durante los primeros días no suelen ser suficientes para mantener el crecimiento que la empresa necesita para alcanzar el mercado deseado a corto plazo. De modo que, además (o en lugar de) los beneficios, intenta identificar tus indicadores clave de progreso (los KPI), estos te ayudarán a justificar el valor de la empresa. Aquí es donde puedes introducir un poco de creatividad. Fíjate en estos ejemplos de KPI's habituales:

  • Porcentaje de aumento del número usuarios (mensuales o semanales)
  • Tasa de éxito de clientes
  • Porcentaje de recomendaciones o "referrals"
  • Estadísticas de uso diario

En este momento, es importante advertir que no tendrás nada o casi nada en la columna de activos y ningún KPI (es decir, todavía no has lanzado nada), podría ser mejor optar por la ruta de la valoración arbitraria, como este método de Guy Kawasaki.

El Tamaño de Tu Equipo

Un buen equipo puede hacer mucho para alcanzar un gran resultado en la valoración. En otras palabras, contar con talento excepcional es algo que los inversores valoran mucho. El objetivo del autoanálisis de tu equipo no es necesariamente extraer un número o un valor a partir de un personal concreto, se trata simplemente de evaluar con honestidad a tu equipo y anotar las conclusiones.

¿Con qué experiencia cuentan los miembros de tu equipo? ¿Qué habéis creado juntos en el pasado? ¿Has lanzado o gestionado una startup con anterioridad? ¿Tienes experiencia? ¿Has concluido otros proyectos con éxito? ¿Has trabajado para una empresa de prestigio o has estudiado en una escuela de élite?

Todo esto son ejemplos de variables que pueden movilizar las mentes de aquellos con los que negociarás el valor de tu startup: los inversores. Prepárate para destacar las virtudes de tu equipo tanto como te sea posible. Si no lo haces, el elemento 'equipo' podría acabar siendo considerado un aspecto negativo cuando llegue el momento de hacer la valoración final.

Paso 2: Elige un Modelo

Pre-ingresos

Existen una gran competencia en cuanto a qué enfoque tomar para valorar una startup que aún no produce beneficios. Voy a destacar algunos de los métodos más habituales y de mayor reputación entre los inversores.

Método Berkus

Dave Berkus es una angel investor muy activo y un emprendedor con una larga trayectoria. Él ideó el siguiente modelo de valoración para startups incipientes:

Si Existe: Añade al Valor de la Empresa hasta:
1. Idea (valor básico, riesgo de producto) 1/2 millón de $
2. Prototipo (reducir el riesgo tecnológico) 1/2 millón de $
3. Calidad del equipo de gestión (reducción del riesgo en la ejecución) 1/2 millón de $
4. Contactos estratégicos (reducción de riesgo de mercado y el riesgo competitivo) 1/2 millón de $
5. Lanzamiento del producto o ventas (reducción del riesgo financiero o el riesgo de la producción) 1/2 millón de $

Como estás en una fase pre-ingresos, el quinto elemento (la tracción financiera) no aplica. Por tanto, si usamos este método el valor máximo de tu compañía sería de 2 millones de dólares. Basándonos en los factores que hemos considerado en el Paso 1, tu mejor opción consiste en cumplimentar objetivamente y con valores relativos los cuatro primeros elementos para alcanzar la valoración deseada.

Método de la Suma de Factores de Riesgo

Este modelo toma un enfoque más amplio para valorar tu empresa, descomponiendo su riesgo en 12 subcategorías. Son las siguientes:

  1. Gestión
  2. Etapa en la que se encuentra el negocio
  3. Riesgos legislativos y políticos
  4. Riesgos de fabricación
  5. Riesgos de venta y marketing
  6. Riesgos de financiación y capital
  7. Riesgos derivados de la competencia
  8. Riesgos tecnológicos
  9. Riesgo de litigios
  10. Riesgo internacional
  11. Riesgo de reputación
  12. Potencial salida lucrativa

A cada subcategoría de riesgo se le asigna un grado, ++, +, 0 (neutral), -, o --. La equivalencia monetaria para cada elemento es la siguiente:

  • ++ = añade 500 mil dólares
  • + = añade 250 mil dólares
  • 0 = no hagas nada
  • -= resta 250 mil dólares
  • --= resta 500 mil dólares

De nuevo, tendrás que investigar un poco (consulta los Recursos Adicionales al final del artículo) para acercarte a una medida objetiva y relativa para cada componente. Haz comparativas para ayudarte, por último calcula el resultado para obtener tu valoración.

Otros Métodos

Para hacerte una idea de hasta qué punto es acertada (o "vendible") la valoración, es mejor usar varios modelos distintos y comparar los resultados. Aquí tienes enlaces de algunos otros populares métodos:

Cuando Ya Estás Obteniendo Beneficios

Si tienes un flujo constante de efectivo y estás generando ingresos sostenibles, el método de valoración que utilices se parecerá mucho más a los modelos que usan los inversores para valorar las empresas maduras.

Idealmente, le mostrarás a los inversores que tu flujo de ingresos reduce el riesgo financiero de la empresa y además aumenta la posibilidad de una 'gran victoria'. La mayoría de inversores busca multiplicar por 10 o por 20, como mínimo, su retorno sobre la inversión (ROI). De manera que, los ingresos — junto con tu modelo de negocio (y cosas como el costo de adquisición de cliente), deben ayudar a demostrar esta posibilidad.

Sigue estos pasos para calcular una cifra de valoración inicial:

  1. Calcular tu tasa de ingresos (RRR), que se calcula multiplicando por 12 el número de ventas del último mes.
  2. Observa el histórico de tu curva de crecimiento para calcular el porcentaje de crecimiento de los ingresos mensuales, o mejor aún, semanales.* Si tus ingresos tiene correlación con el crecimiento de usuarios, usa esta cifra.
  3. Calcular una RRR ajustada basada en tu tasa de crecimiento mediante la aplicación de la tasa de crecimiento de las ventas del último mes que después extrapolas a lo largo de un año.
  4. Multiplica tu RRR ajustado por diez para obtener una cifra de valoración racional.

Sin duda, realizaremos otros ajustes sobre nuestro múltiplo de ventas basándonos en los factores mencionados en el Paso 1, pero este método te dará una cifra de valoración razonable de partida.

* Ten en cuenta que para poder utilizar el RRR ajustado, los inversores querrán ver un proceso de ventas reproducible y racional. El coste de adquisición de clientes (CAC) es extremadamente importante en este momento. Cuanto más usted puede demostrar que su CAC reduce el riesgo de que no golpear tu figura ajustada de RRR, el mayor múltiplo ventas vas a estar en una posición de comando.

Paso 3: Ajustes para Hacer Cálculos a la Inversa

Valoración Pre-dinero Frente a Valoración Post-dinero

Volviendo a las negociaciones con los inversores, los fundadores primerizos deben entender la diferencia entre las valoraciones previas a la existencia de dinero y las valoraciones posteriores, así como las implicaciones que cada una de ellas conllevan.

La actual valoración de tu empresa, antes de contar con dinero, es simplemente una valoración de la misma en el momento presente, antes de aceptar fondos de inversión. Es la cifra en la que nos hemos centrado en este artículo porque constituye el punto de partida. Cuando usted habla negociando una valoración, usted está tratando con la valoración previa del dinero. Como veremos, la valoración posterior del dinero es un cálculo, no una negociación.

La valoración posterior, cuando ya cuentes con efectivo puede ser calculada de la siguiente manera: valoración pre-dinero + fondos de inversión = valoración con efectivo.

¿Por qué es tan importante la valoración cuando la empresa ya cuenta con efectivo? Existen dos razones principales:

  1. La valoración posterior nos proporciona el valor actual de la empresa teniendo en cuenta la inmediata captación de financiación. Esto afectará a los precios de las acciones emitidas, así como el 'valor sobre papel' de las acciones existentes.
  2. Además, la valoración que ya tiene en cuenta el efectivo dicta cómo se calcularán las futuras valoraciones pre-dinero. Si la empresa sigue creciendo y alcanza sus objetivos, la siguiente ronda de financiación debería ser un bonito cojín entre la fase con efectivo y la nueva pre-efectivo. Si no es así, podrías experimentar una valoración a la baja en esta ronda, algo que no es positivo ni para ti ni para tus inversores.

Establecer Quienes Serán los Propietarios

Muchos inversores de startups en fase temprana aspiran a poseer un determinado porcentaje de la compañía mediante su inversión. Por ejemplo, un inversor podría querer poseer el 20% de una compañía al invertir durante la primera ronda de financiación y llegar a aportar a la empresa entre 250 a 500 mil dólares por acuerdo.

Utilizando estos parámetros, puedes evaluar de forma inversa las valoraciones que normalmente financian. En este ejemplo, el 20% se basaría en una valoración pos-financiación. Vamos a calcular el rango:

Mínimo:

  • 250.000 $ / (valoración pre-financiación + 250.000 $) = 20%
  • valoración pre-dinero = 1.000.000 $

Máximo:

  • 500.000 $ / (valoración pre-financiación + 500.000 $) = 20%
  • valoración pre-financiación = 2.000.000 $

Si estás fuera de la zona de confort de un inversor, podrías desear ajustar tus cifras o buscar otro inversor.

Un Ejemplo: Facebook

Facebook hizo ganar un montón de dinero a un montón de gente, incluidos los inversores de sus etapas tempranas. Echemos un vistazo a una de sus primeras inversiones como ejemplo de la importancia que puede tener la valoración para las empresas que alcanzan un éxito creciente.

En mayo de 2004, Facebook comenzó a introducir los anuncios en su plataforma para generar ingresos. Ese año, generaron 382.000 $ en ingresos y obtuvieron una financiación de 500k de dólares de Peter Thiel & co. en base una valoración pre-financiación de 4,5 millones de dólares.

Según cifras reales, Peter Thiel invirtió unas 12 veces más de lo que se ingresaba durante un año (año parcial). En ese momento, es muy probable que el múltiplo utilizado para estructurar la inversión fuera mayor dada la naturaleza extraordinariamente empinada de la curva de crecimiento real.

Esa inversión de 500 mil dólares le proporcionó una participación del 10% en Facebook en el momento de la conversión en acciones (el instrumento financiero fueron bonos convertibles en lugar de acciones). En el momento del IPO de Facebook en 2012, la inversión de 500 mil dólares de Thiel alcanzó un valor de aproximadamente 1,700,000,000 de dólares.

Haciendo algunos rápidos cálculos, puedes ver que cada punto porcentual de propiedad otorgado a Thiel hacia finales de 2004 terminó teniendo un valor aproximado de 170 millones de dólares en su salida a bolsa. Si la valoración pre-financiación hubiese sido un poco mayor y el porcentaje de participación de Thiel (y su cuota total) hubiese sido ligeramente inferior, su participación en conjunto habría disminuido unos nueve dígitos. Concedido, lo habría hecho bien a pesar de todo en esta situación, pero usted consigue el punto.

Mantener la Perspectiva

En este momento, ya deberías tener una sólida comprensión tanto sobre cómo se calculan normalmente las tasaciones de las startups y por qué es definitivamente importante. Al final, una valoración no es más que una cifra acordada entre tu empresa y los inversores. Dicho esto, es mejor hacer este trabajo antes de entrar en los procesos de negociación con potenciales inversores. No sólo hará que parezcas más preparado, podría incluso proporcionarte ese margen de ventaja que necesitas para que la negociación te sea favorable. 

Recursos Adicionales

  • AngelList: Una herramienta útil para descubrir fuentes de información a la hora de realizar valoraciones.
  • Crunchbase: La base de datos definitiva para startups, emprendedores e información sobre inversores.

Referencias

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.