Unlimited PowerPoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. Insurance

Cómo Proteger Tu Negocio con el Seguro Adecuado

by
Difficulty:BeginnerLength:MediumLanguages:
This post is part of a series called Managing Risk in Your Business.
Effective Risk Management Strategies

Spanish (Español) translation by Daniela Sofia Reyes Dominguez (you can also view the original English article)

En las secciones previas de estas series de gestión de riesgos. hemos visto los principales riesgos que un negocio puede enfrentar, como medir el riesgo en tu negocio y algunas estrategias efectivas de gestión de riesgos.

Como vimos en el tutorial anterior, las principales estrategias para enfrentarte a un riesgo en tu negocio son:

  1. Evítalo.
  2. Redúcelo.
  3. Transfiérelo. 
  4. Acéptalo.

En el final de esta serie de tutoriales, veremos de una forma mas detallada la tercera opción, transferir el riesgo.  Como vimos, la forma principal de transferir un riesgo, es comprando un seguro. Cuando compras una póliza de seguro, estás quitándote algunos riesgos y transfiriéndoselos a la compañía de seguros, entonces, si algo sale mal, es la compañía la que paga. A cambio de esta transferencia de riesgo, pagas una prima de seguro.

Pero, ¿Qué tipo de seguro necesitas para tu negocio? ¿Cómo funcionan? y ¿Qué necesitas tomar en cuenta cuando los compras? Cubriremos todos esos aspectos en este tutorial. Veremos algunos de los principales tipos de seguros para negocios, antes de terminar con las lecciones clave de este tutorial y de las series completas.

1. Seguro de Responsabilidad General

Todos hemos escuchado acerca de las demandas multimillonarias en contra de cafeterías por servir café caliente, cadenas de comida rápida por engordar a las personas por mencionar algunas.

Reclamos como estos suceden todo el tiempo, y por supuesto no todos son frívolos. ¿Qué harías si un cliente se lastima gravemente en tu tienda y eres demandado por daños?

Aquí es donde entra el seguro de responsabilidad general. Cubre a tu compañía de gastos legales y pagos derivados de accidentes, daños y reclamos por negligencia. También pueden cubrir cosas como difamación y calumnias.

Para una microempresa, incluso pagar para defender una demanda prolongada puede ser un daño financiero, y si un fallo mayor sale en contra tuya, podría dejar tu negocio en la quiebra.  Entonces, una póliza de responsabilidad general es una necesidad para la mayoría de los negocios. 

Entre mas peligroso o riesgoso sea el negocio, por supuesto, mas importante será tener una buena cobertura.  Si tienes un club de paracaidismo, probablemente quieras pagar por una cobertura amplia. Si vendes muebles suaves, hay un obvio menor riesgo.

Pero no importa cual sea el giro de tu negocio, vale la pena considerar alguna forma de cobertura de responsabilidad general. Pregunta a tu asociación de comercio o platica con otras personas en la industria para tener una idea del nivel de riesgo en el que te encuentras y cuanta cobertura necesitas.

2. Seguro de Responsabilidad de Producto/Profesional

Dependiendo del tipo de negocio que tengas, podrías también querer pólizas de responsabilidad mas específicas.

Si manufacturas un juguete, tú eres responsable de su seguridad. Si está cubierto con pintura tóxica, puede hacer que los niños se enfermen cuando jueguen con el juguete, entonces estás enfrentándote con una gran responsabilidad financiera. O si el diseño está bien, pero si un juguete en particular tiene una conexión eléctrica defectuosa y causa un incendio, también estás en problemas.

Y no sólo los fabricantes se tienen que preocupar. Las compañías en otras etapas de las cadenas de suministros - mayoristas, distribuidores y minoristas - también tienen que hacerse responsables de productos peligrosos o defectuosos. 

Un buen seguro de responsabilidad de producto te protegerá en contra de pérdidas financieras que vengan como resultado de un producto defectuoso que haya causado lesiones o daño corporal. Entre mas productos manejes, mayor será el riesgo al que te enfrentes, por lo tanto necesitarás una mayor cobertura.

Por otro lado, si provees servicios, tienes un diferente tipo de riesgo. No provees productos físicos, pero puedes cometer errores en tu servicio que cause pérdidas considerables a tus clientes.

Por ejemplo, si eres un contador, y le das a un cliente un mal consejo fiscal, el cliente puede terminar enfrentando sanciones masivas por parte de las autoridades fiscales, o incluso, ir a la cárcel. En este caso, el cliente tiene un buen caso en contra tuya para buscar compensación.

La mayoría de los negocios basados en servicios, pueden causar pérdidas similares debido a errores o negligencia, entonces vale la pena considerar un seguro de responsabilidad profesional (también conocido como seguro de errores y omisiones). Esto cubrirá los reclamos por negligencia, tal como el seguro de responsabilidad de producto te cubre en el caso de un producto defectuoso.

En algunas industrias, habrá pólizas hechas a la medida para ti. Por ejemplo, en la industria médica, es una común que los médicos compren un seguro que los cubra de una mala práctica si el paciente reclama que ellos hicieron un diagnóstico erróneo o dieron un tratamiento incorrecto. Este seguro de malas prácticas está diseñado para cubrir las necesidades de los doctores o de otro tipo de practicantes médicos. En otras industrias, una póliza de responsabilidad mas general puede ser suficiente.

3. Seguro de Propiedad/Vehículo Comercial

Estos son los tipos de seguros que serán los más comunes en tu vida personal.

Si eres dueño de una casa, seguramente tienes una póliza de seguro de propietario de casa que cubre el valor de tu casa y su contenido, y si tienes un carro, tienes un seguro de carro. Lo mismo aplica para un negocio. Necesitarás asegurar tu propiedad, edificios y vehículos por posbiles pérdidas (y también, en el caso de los vehículos, por cualquier daño causado a un tercero).

Tu póliza de seguro de propiedad cubre toda la propiedad de la compañía desde edificios hasta equipos, documentos, inventario y dinero que se encuentre dentro de las instalaciones. Por supuesto que las pólizas pueden variar, pero generalmente te cubren de pérdidas por distinas causas como incendios, tormentas, robo, vandalismo entre otros.

Sin embargo, pon atención a las letras chiquitas. Frecuentemente hay exclusiones, por ejemplo algunos tipos de desastres naturales. En esos casos, necesitas tomar una póliza de seguro independiente o comprar una cobertura adicional para protegerte.

El seguro de vehículo funciona de forma similar al seguro de carro al que probablemente estás acostumbrado en tu vida personal: te cubre el daño del vehículo y también paga los costos de otras personas que puedan resultar heridas o que puedan sufrir daños a su propiedad causados por tu vehículo. Una cosa de la que tienes que estar consciemte que si utilizas tu auto particular para propósitos del negocio, puede que no estés cubierto completamente por tu póliza personal de seguro de auto. Verifica con la compañía para ver cuál es la situación.

4. Seguro de Compensación de Trabajadores

En Estados Unidos, prácticamente cualquier negocio que tiene empleados, debe tener un seguro de compensación de trabajadores. Aún cuando no estás obligado a tenerlo, puede ser una buena idea. Te protege a ti y a tus empleados  en caso de lesiones o accidentes en el trabajo.

Cuando tienes una póliza de seguro de compensación de trabajadores, te pagará para que los trabajadores lesionados reciban ayuda médica y los compensará por algunos de sus ingresos perdidos mientras estuvieron incapacitados para trabajar. También te protegerá de demandas por parte de tus empleados que hayan sufrido lesiones mientras trabajaban. Y en el peor escenario posible, en el cual uno de tus empleados se muere mientras está trabajando, el seguro de compensación de trabajadores le da beneficios a los dependientes económicos del empleado.

El seguro de compensación de trabajadores está altamente regulado en Estados Unidos y las primas se establecen en base a tu ubicación y en qué tan riesgoso es el negocio. Para mas seguros de compensación de trabajadores, ve esta guía de información de seguros.

5. Póliza de Seguro Especializada

Hasta el momento en este tutorial, nos hemos enfocado en los tipos más comunes de seguros para negocio, al menos los que la mayoría de compañías pueden necesitar. Pero hay muchas pólizas diferentes que lidian con casos mas especializados, los cuales podrían ser útiles para algunas compañías en particular.

Por ejemplo, si tienes mucha información valiosa de tus clientes, podrías querer tener una póliza con cobertura de filtración de datos. De esta forma, estás protegido en contra de cualquier costo legal u otros gastos en caso de que la información que tengas sea robada o sea publicada accidentalmente.

Si tienes un pequeño negocio manejado desde casa, podrías necesitar un endoso a tu póliza de propietario de casa  o una póliza específica de seguro de negocio desde casa. Muchas pólizas de propietarios de casa excluyen pérdidas que resulten de actividades del negocio, y en el caso de que no lo hagan, los límites de pago de la póliza pueden ser muy bajos.

Y hay pólizas que están hechas a la medida para ciertos tipos de negocio en particular. Por ejemplo, si tienes una granja, podrías comprar un seguro para tu cosecha para protegerte en caso de que haya mal tiempo, plagas u otros desastres.

Para todas estas pólizas de seguros especializados, es importante primero leer las letras chiquitas de la póliza de seguro, asegúrate que no estés duplicando la cobertura. Por ejemplo, no tiene sentido pagar por una póliza específica de filtración de datos, si la filtración de datos ya se encuentra cubierta dentro de tu póliza de responsabilidad general. Pero si esos temas están excluidos, vale la pena adquirir una cobertura extra en las áreas que se encuentran en riesgo.

Juntando la Información

En este tutorial final de nuestra serie de manejo de riesgos, has aprendido los principales tipos de seguro, cómo funcionan y cómo pueden ayudarte a proteger tu negocio. Por supuesto, el siguiente paso, es decidir cual de las pólizas necesitas y qué cantidad de cobertura es necesaria, así como contactar a las compañías de seguros y los agentes para obtener cotizaciones.

Puedes encontrar ofertas con muchas de las opciones que hemos hablado incluidas en la póliza general de "seguro para propietarios de negocios". Estas pólizas generales pueden ser muy útiles, pero asegúrate de saber exactamente que está cubierto y que no, no asumas que esta póliza automáticamente te dará toda la protección que necesitas.

Como vimos en el tutorial anterior de estrategias efectivas para el manejo de riesgos, el seguro es una de las formas de manejar el riesgo en tu negocio. En ese tutorial, aprendiste acerca de otras estrategias disponibles, y viste como hacer un plan exhaustivo de manejo de riesgos para poder lidiar con cualquier eventualidad.

En partes anteriores de las series, preparamos las bases cubriendo los principales tipos de riesgo que un negocio puede enfrentar y como medir los riesgos en tu propio negocio. Si terminaste de leer todas las series, ahora ya sabes identificar todos los riesgos que un negocio puede enfrentar, priorizarlos basados en la probabilidad y el impacto, construir un plan sólido de manejo de riesgos y empezar a tomar acciones para manejar cada riesgo individual.

Si necesitas recordar alguna lección en particular, puedes ir puedes ir a la página que contiene el total de las series, Manejando los Riesgos en tu Negocio. De otra manera, ya estás listo para avanzar y empezar a planear activamente para los peores resultados posibles. Por supuesto que nunca puedes prevenir cada uno de los problemas, pero con un plan bien estructurado que revises y actualices periódicamente, estarás mejor preparado que tus competidores para lidiar con cualquier problema que se presente en tu camino.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.