Unlimited PowerPoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. World Mental Health Day

Cómo superar las barreras de acceso a la atención de salud mental: Día Mundial de la Salud Mental 2020

by
Length:LongLanguages:

Spanish (Español) translation by Leareny Guerrero (you can also view the original English article)

Cuando pensamos en trastornos mentales, solemos imaginar una experiencia solitaria, un individuo que sufre solo, en silencio.

Y si no lo has experimentado por ti mismo, es fácil pensar que los problemas de salud mental no te preocupan. Tal vez creas que es poco lo que puedes hacer para mejorar la situación.

Mental Health Awareness Day - mental health holidays
El 10 de octubre de 2020 es el Día mundial de la concienciación sobre la salud mental, una de las fiestas de la salud mental que informa al público sobre los problemas de salud mental.

Pero los efectos de las enfermedades mentales se extienden mucho más allá de la persona afectada, hasta su familia, amigos, comunidad, sociedad y el mundo.

El lema del Día mundial de concienciación sobre la salud mental 2020 - "Salud mental para todos, mayor inversión, mayor acceso" - nos recuerda que cada uno de nosotros tiene un interés y una responsabilidad en la protección de la salud mental.

El día mundial de concienciación sobre la salud mental, que se celebra el 10 de octubre de 2020, es un día designado para educar al público sobre los problemas de salud mental y abogar por la salud mental.

Al celebrar el día mundial de la concienciación sobre la salud mental, reconocemos que la salud mental no es solo un derecho humano para todos, sino también una responsabilidad para todos. No importa cuán grande o pequeña sea tu esfera de influencia, ya sea en tu vida personal o profesional, hay algo que puedes hacer para proteger la salud mental, tanto para ti como para los demás.

Salud mental y COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha centrado nuestra atención en la importancia de la salud física. Parece que todos se han convertido en expertos en infecciones virales y enfermedades físicas. O al menos, hemos estado escuchando atentamente lo que dicen los verdaderos expertos.

Mental Health Awareness - Pandemic social distancing
La pandemia de 2020 ha aumentado la conciencia sobre la salud física y mental entre el público. (Fuente de la imagen: Envato Elements)

Al mismo tiempo, la pandemia ha arrojado luz sobre la necesidad de ir más allá de lo físico y salvaguardar también la salud mental.

Eso es porque nuestro bienestar físico y mental están estrechamente entrelazados. En mayo de 2020, el Washington Post informó que la pandemia estaba empujando a Estados Unidos a otra crisis de salud: una crisis de salud mental.

Esta crisis de salud mental está impulsada por los efectos de la propia pandemia. Muchos han estado viviendo con el temor de contraer una enfermedad fatal o debilitante. Muchos han tenido que cuidar a familiares enfermos en casa. O han tenido que esperar impotentes, sin poder visitar a la familia enferma en el hospital, incluso en cuidados intensivos. Otros han experimentado la muerte de familiares o amigos en un corto período, muchos sin poder despedirse.

Otros han perdido sus trabajos o se han reducido drásticamente sus horas. Algunos dueños de negocios han tenido que cerrar sus puertas y despedir a sus empleados. Todos hemos estado viviendo en la incertidumbre, nuestras rutinas interrumpidas y lidiando con cambios rápidos en nuestra vida personal y profesional.

Mental Health Awareness - Pandemic depression
La pandemia ha tenido efectos negativos en la salud mental de las personas afectadas. (Fuente de la imagen: Envato Elements)

Todo esto ha provocado un aumento de los niveles de ansiedad, estrés, depresión, suicidio y abuso de sustancias.

En agosto de 2020, una encuesta realizada por la Kaiser Family Foundation reveló que el 53% de los adultos estadounidenses declararon los siguientes efectos negativos de la pandemia en su salud mental:

  • 36% dijo que tenía dificultad para dormir
  • 32% declaró tener dificultad para comer
  • 12% dijo que su consumo de alcohol o de sustancias había aumentado
  • El 12% dijo que las condiciones crónicas que tenían antes de la pandemia habían empeorado debido a la preocupación y el estrés por el coronavirus.

Las medidas de salud pública que se establecieron para proteger la salud física de las personas han tenido el efecto indeseable de perjudicar su bienestar mental. El aislamiento, por ejemplo, ha tenido un impacto negativo en la salud mental de las personas. Los datos de la encuesta de Kaiser mostraron que las personas que se refugiaban en el lugar eran más propensas a reportar efectos negativos en su salud mental (47%) que las que no estaban encerradas (37%).

Esto podría ser una preocupación particular para los Estados Unidos. En 2017, el 18,9% de los adultos en los EE. UU. Tenía una enfermedad mental. (Instituto Nacional de Salud Mental).

Sin embargo, la crisis de salud mental es una preocupación tan global como lo es la pandemia de COVID-19. Se prevé que las enfermedades mentales se convierta en la principal causa de enfermedad en todo el mundo para el año 2029 (Sowers, Rowe y Clay, 2009). Por lo tanto, es apropiado que el día mundial de concienciación sobre la salud mental 2020 reclame una mayor inversión y acceso a la salud mental.

Los costos de las enfermedades mentales

Access to mental health care
Los efectos de las enfermedades mentales se extienden más allá del individuo afectando a sus familiares, lugares de trabajo, comunidades y sociedad. (Fuente de la imagen: Envato Elements)

Los trastornos mentales están lejos de ser un asunto privado. Tienen costos personales, sociales y económicos.

En el plano personal, un individuo con una enfermedad mental pronto descubre que sus relaciones con la familia, los amigos y los compañeros de trabajo se deterioran. Es posible que no puedan realizar su trabajo y pierdan sus medios de subsistencia. También enfrentan el estigma social. Sus derechos humanos pueden ser violados porque a menudo se les culpa de sus trastornos de salud mental. El tratamiento, si se recibe, puede tener muchos efectos secundarios, incluidos pensamientos suicidas.

La enfermedad mental también supone una carga para la familia del paciente. Cuidar a la persona con un trastorno mental es una gran responsabilidad, sin mencionar la carga emocional de vivir con alguien que puede ser inestable e impredecible. Los familiares y amigos pueden culparse a sí mismos y ser los más afectados por el abuso emocional. El tratamiento de la enfermedad, que a menudo es prolongada, puede agotar los recursos de la familia.

El resto de la sociedad también asume algunos de los costos de las enfermedades mentales. Las empresas sufren un aumento del absentismo y una reducción de la productividad. Aumentan los costos de atención médica. Las comunidades y los países deben brindar atención de salud mental y compensar la pérdida de ingresos y la pérdida de vidas.

Dado que los empleados pasan la mayor parte de sus horas de actividad en el trabajo, no se puede pasar por alto la importancia de la salud mental en el lugar de trabajo. Las enfermedades mentales, como la depresión, son una de las principales causas del absentismo laboral. La Organización Mundial de la Salud estima que el costo de la pérdida de productividad debido a la depresión y la ansiedad a nivel mundial es de 1 billón de dólares al año.

Por tanto, tiene sentido que proporcionar beneficios de salud mental sea una estrategia eficaz y rentable para los empleadores. Se estima que estos beneficios tienen un retorno de la inversión de hasta un 400%.

Algunos ejemplos de beneficios para la salud mental incluyen:

  • Seguro médico que cubre los tratamientos de salud mental
  • Programa de asistencia al empleado o asesoramiento de corta duración
  • Licencia por duelo
  • Reducción del estrés en el trabajo, que puede incluir vacaciones de salud mental pagadas

Con creatividad e ingenio, las empresas no necesitan un gran presupuesto para brindar beneficios de salud mental a los empleados. Algo tan sencillo como 15 minutos diarios de pausa para meditar puede marcar una gran diferencia en el bienestar mental de todos (con beneficios físicos también).

Barreras para el acceso a la atención de salud mental

Si bien escuchamos muchos informes sobre la falta de acceso a la atención de la salud física, la situación es aún peor cuando se trata de la atención de la salud mental. La salud mental no se reconoce como un derecho humano, y mucho menos como un aspecto esencial del bienestar, especialmente en países con recursos limitados. Esto genera varias barreras que impiden que muchos obtengan la atención de salud mental que necesitan.

Las barreras para el acceso a la atención de salud mental incluyen:

1. Estigma social

Aquellos que sufren tal vez no busquen tratamiento de salud mental en primer lugar. Eso se debe al estigma asociado con la enfermedad mental. Algunas personas pueden culpar al individuo que padece un trastorno mental, viéndolo como una falta de autocontrol, debilidad mental o como algo simplemente extraño. Y así, la persona con una enfermedad mental puede avergonzarse de admitir que necesita ayuda y, en cambio, recurre a sufrir en silencio. El resto de la sociedad barre los problemas de salud mental bajo la alfombra y se niega a enfrentarlos.

Access to mental health care - social stigma
El estigma social, una de las barreras para el acceso a la atención de salud mental, impide que muchos tengan acceso a la atención de salud mental. (Fuente de la imagen: Envato Elements)

2. Falta de educación

El estigma social de los trastornos mentales refleja la falta de conciencia y educación sobre salud mental entre el público en general. Existe una falta de comprensión de lo que es la enfermedad mental y la importancia de recibir tratamiento. Muchas personas afectadas siguen sin recibir tratamiento porque ni siquiera reconocen que lo necesitan. Muchos creen que es algo que desaparecerá o se resolverá por sí solo. O pueden pensar que pueden solucionar el problema por sí mismos.

3. Costos elevados

La falta de recursos es otra barrera para el acceso a la atención de salud mental. No todos los planes de seguro médico cubren los servicios de atención de salud mental, y el tratamiento psiquiátrico y los medicamentos son demasiado caros para que algunos los cubran de su propio bolsillo. Las personas que pagan su seguro médico en forma privada pueden optar por no recibir cobertura de atención de salud mental debido a sus costos prohibitivos. Esto, a su vez, se debe a la disponibilidad limitada de medicamentos y profesionales de la salud en el campo de la salud mental.

Si la salud mental está cubierta por el seguro médico de una persona, generalmente es parte de un plan grupal con el empleador de la persona. Si pierden su trabajo, también pierden su cobertura de atención médica. Y los pacientes con enfermedades de salud mental, la mayoría de las veces, no reciben beneficios por discapacidad.

4. Falta de políticas de salud mental

Estas barreras podrían abordarse si más países tuvieran políticas efectivas sobre atención de la salud mental. Se necesitan políticas y planes integrales de salud mental para coordinar la acción y garantizar que los recursos estén disponibles, especialmente en las localidades que más los necesitan. Estos también pueden reducir las desigualdades e injusticias en el acceso a la atención de salud mental.

Pero los estudios han revelado que un tercio de los países no tienen políticas de atención de salud mental, y el 40% de los que las tienen no han actualizado estas políticas para integrar los desarrollos en el campo de la salud mental. No es de extrañar, entonces, que la mayoría de los países no asignen tantos recursos a la salud mental como a otros programas de salud.

Aumento del acceso a la atención de la salud mental en el lugar de trabajo

Además de ofrecer beneficios de salud mental, los empleadores tienen otras formas de aumentar el acceso a la atención de salud mental en el lugar de trabajo. Aquí hay solo unas pocas ideas:

1. Educa a tu personal

Asegúrate de que los gerentes y empleados tengan información y capacitación sobre trastornos de salud mental. Esto es útil en varios niveles. Ayuda a todos a reconocer las enfermedades mentales, para que sepan cuándo y cómo buscar ayuda si la necesitan. La educación también ayuda a reducir el estigma de los trastornos mentales. Además, permite a las personas de la organización apoyar y mostrar compasión hacia los colegas que puedan tener una enfermedad mental.

Hay muchas formas de educar a tu personal sobre la salud mental. Por ejemplo, puedes invitar a profesionales de la salud mental a impartir seminarios web en línea. Si tienes un boletín de la empresa, dedica una sección a temas de salud mental. También puedes inscribir a los gerentes en una capacitación de conciencia sobre salud mental desarrollada específicamente para líderes.

Estos artículos son un excelente punto de partida:

2. Brindar atención de salud mental a las personas que se encuentran entre dos empleos

Los empleados pierden su cobertura de salud mental cuando pierden sus trabajos. Por lo tanto, si tu empresa está despidiendo empleados, considera continuar dándoles acceso a los beneficios de salud mental incluso después de que dejen la organización. Un ejemplo es poner el Programa de Asistencia al Empleado (EAP) a disposición de los ex empleados para ayudarlos a hacer frente al desempleo. Los empleadores pueden extender el EAP a los ex empleados de manera indefinida o hasta que encuentren su próximo trabajo, según el costo y el presupuesto disponibles.

3. Ayuda a los empleados a conectarse

Si tu personal trabaja desde casa, algunos empleados pueden sentirse aislados. Y hemos visto cómo el aislamiento tiene efectos negativos en la salud mental. Por lo tanto, brinda a los empleados muchas oportunidades para conectarse entre sí, aunque de manera virtual. Por ejemplo, configura hangouts para empleados en plataformas de conferencias web. Esta podría ser la hora feliz de los viernes en la que el personal puede descomprimirse, relajarse y hablar sobre cosas no relacionadas con el trabajo. Esfuerzos como estos, por pequeños que sean, pueden ayudar a los empleados que trabajan desde casa a sentirse menos aislados y mantener una actitud más positiva.

Access to mental health care in the workplace
Los empleadores pueden proporcionar formas para que los trabajadores remotos se conecten entre sí, aunque a través de conferencias web. (Fuente de la imagen: Envato Elements)

4. Cultivar una cultura de diversidad y tolerancia

Establece políticas, programas y procedimientos para aumentar la diversidad y la tolerancia en el lugar de trabajo. Cuando luchas contra la homofobia, el racismo y otras formas de discriminación, creas una cultura de tolerancia para todos, incluidas las personas que tienen trastornos mentales.

La salud mental, un derecho y una responsabilidad

Reconocer la salud mental como un derecho humano significa que todos tenemos la responsabilidad de protegerla dentro de la esfera de influencia de cada uno.

Al más alto nivel, los gobiernos deben contar con políticas y presupuestos para aumentar el acceso a los servicios de salud mental. Donde esté disponible la atención médica universal, se debe incluir la atención de la salud mental. Las políticas gubernamentales de salud mental también deben actualizarse constantemente para reflejar los nuevos avances en salud mental.

Los empleadores también juegan un papel importante en hacer que la atención de la salud mental sea accesible para su fuerza laboral, tanto durante su empleo como después. Las organizaciones pueden educar a todos en el lugar de trabajo sobre la salud mental para aumentar la conciencia, fomentar el uso de los servicios de salud mental y reducir el estigma de las enfermedades mentales. Los empleadores también pueden proporcionar beneficios de salud mental e instituir programas para superar algunas de las barreras al acceso a la atención de salud mental en el lugar de trabajo.

Finalmente, tú y yo tenemos nuestros propios roles como individuos. Podemos educarnos sobre los problemas de salud mental. Podemos tomar las medidas necesarias para cuidar nuestra propia salud mental y buscar apoyo y tratamiento si lo necesitamos. Podemos ser sensibles al bienestar mental de todas las personas con las que interactuamos y podemos mostrar compasión a quienes padecen una enfermedad mental.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.