Advertisement
  1. Business
  2. Freelance

La Guía de un Freelancer para Manejar Deudas con Responsabilidad

by
Difficulty:IntermediateLength:LongLanguages:
This post is part of a series called Freelance Financial Bootcamp.
A Freelancer's Guide to Effective Budgeting
A Freelancer’s Guide to Insurance

Spanish (Español) translation by Daniela Sofia Reyes Dominguez (you can also view the original English article)

No hay nada de malo en tener deudas.

Esta es una aseveración muy controversial para muchas personas. Los periódicos y sitios Web están llenos de historias de terror acerca de personas que quedaron atrapadas en deudas pero también hay historias inspiracionales acerca de personas que pudieron pagar todas sus deudas. La deuda frecuentemente es presentada como una carga terrible, casi como una enfermedad crónica.

Pero esta es la situación: la deuda es una parte fundamental de la economía actual. Las compañías piden dinero prestado todo el tiempo, usándolo para invertir en cosas como mejores equipos para poder tener un crecimiento más rápido.  Como freelancer, también estás en el negocio, entonces ¿por qué no deberías de hacer lo que hacen las compañías exitosas? 

Por supuesto que la deuda puede ser peligrosa. También lo son los cuchillos, pero eso no significa que no los uses. La clave es saber cómo manejarla. 

Entonces, en este tutorial, te enseñaré cómo manejar la deuda responsablemente. Aprenderás cómo tener el préstamo adecuado con pagos que puedas  hacer y después cómo pagar tus deudas eficientemente.  Aprenderás cómo evitar algunos de los errores más comunes que la gente comete con las deudas. Al final, te sentirás menos asustado y más confiado en tu habilidad para manejar tu deuda sin tener un caos financiero. 

Podrías decidir que te quieres mantener libre de deuda y es una opción válida. Pero al menos prepárate con un conocimiento extra para que puedas tomar una decisión informada acerca de lo que es mejor para tu negocio como freelance. 

1. Ten una Buena Razón

El primer paso para manejar la deuda responsablemente es pedir prestado por la razón correcta. 

Las personas frecuentemente se meten en problemas con la deuda porque piden dinero para tapar un problema fundamental financiero. Están gastando más de lo que ganan, entonces no pueden pagar sus cuentas y usan sus tarjetas de crédito u otras deudas para poder seguir manteniendo su negocio. 

Si estás gastando más de lo que ganas, solo tienes dos opciones sensatas: ganar más dinero o gastar menos. Pedir prestado para tapar un déficit, simplemente te hace continuar con hábitos insostenibles para tu negocio, y le agrega muchos pagos de intereses a tus costos actuales. Es una solución a corto plazo, pero en el largo plazo solo te pone en un problema más grave.

Entonces, ¿cuáles son buenas razones para querer pedir prestado dinero?. Aquí hay algunos ejemplos:

Costos Iniciales

Todos los negocios tienen costos iniciales, y los freelancers no son la excepción. Dado que no tienes empleados y normalmente no necesitas instalaciones especiales, esos costos son relativamente bajos, pero existen. Aunque tu negocio no requiera de un equipamiento complejo, necesitarás al menos una computadora y probablemente un software especializado. Una página web también es un requerimiento básico y eso cuesta dinero.

Algunos tipos de freelancers pueden tener costos iniciales mayores de los cuales preocuparse. Por ejemplo, si eres un fotógrafo, necesitarás gastar varios miles de dólares en comprar una cámara especializada, tripié, flash, luces y otros equipos. Puedes necesitar un espacio de estudio, o un carro para poder viajar a eventos. Si no tienes mucho dinero ahorrado, pedir dinero prestado para iniciar tu negocio es una opción.

Equipo y Mantenimiento

Estoy escribiendo esto en una MacBook Air 2011. Como escritor freelancer, soy afortunado y no necesito más equipo, pero sé que si algo sale mal, voy a necesitar repararla o reemplazarla rápidamente. 

Ya que es un gasto predecible, idealmente tengo dinero ahorrado en mi fondo para emergencias (ve mi tutorial de presupuesto para más información). Pero si no tengo suficiente dinero ahorrado, adquirir una deuda es una mejor alternativa que declararme en quiebra.

Educación y Entrenamiento

Como freelancers, algo fundamental que vendemos es nuestra experiencia. Sea cual sea el área en la que trabajas, puedes apostar que al menos algo de la experiencia que tienes actualmente será obsoleta dentro de algunos años. Tenemos que mantenernos al día, una condición para hacer negocios es que te mantengas en constante crecimiento personal.

Por fortuna, hay mucha información gratuita en internet, pero algunas veces también tienes que invertir en tu propio futuro. En algunas áreas de trabajo, podrías requerir una certificación especial o tenerla te podría ayudar a ganar más negocios.

En este caso, pedir dinero prestado para invertirlo en mejorar tus habilidades puede ser una opción sensata. Por supuesto, tendrías que hacerlo bien, veremos cómo hacerlo en las siguientes secciones.

2. ¿Cuánto Dinero Puedes Pedir Prestado?

Frecuentemente cuando las personas están buscando pedir un préstamo, se preguntan ¿Cuánto dinero puedo pedir prestado?, esa es una pregunta errónea de hacerse. Eso pone la responsabilidad en el banco para determinar tus propias necesidades financieras. Si te prestan $20,000 dólares, tú pides los $20,000. No debería ser una sorpresa que dejar que alguien más tome tus decisiones financieras es una mala idea. 

En lugar de eso, la pregunta correcta de hacer antes de adquirir cualquier deuda es ¿Cuánto dinero puedo permitirme pedir prestado? La razón por la que muchas personas no se hacen esta pregunta es porque es muy difícil tener una respuesta correcta. Entonces, en esta sección, te voy a mostrar cómo hacerlo.

Conoce Tu Presupuesto

Antes de adquirir un préstamo, necesitas conocer a fondo tu situación financiera. El ingreso de un freelancer puede flucturar, pero necesitas conocer tu ingreso promedio mensual y tener una imagen precisa y realista de tus gastos promedios mensuales.

Si no tienes estos números, yo te guío en cómo puedes obtener exactamente estos datos en mi Guía para Freelancers sobre Cómo Obtener un Presupuesto Efectivo. Es importante hacer notar que tus "gastos" necesitan incluir no solamente el efectivo que gastas cada mes, sino todo, incluyendo el dinero que guardas para futuras cuentas de impuestos o cualquier otro artículo importante así como el dinero que estás usando para hacer pagos de deudas existentes. 

Digamos que tienes un presupuesto claro, y tus números son de la siguiente manera:

  • Ingreso Mensual: $2,000
  • Gastos Mensuales: $1,750

En ese caso, tienes $250 disponibles para hacer tus pagos mensuales sin echar a perder tu presupuesto. Pero ¿qué tanto te permite pedir prestado esto?

La respuesta a eso depende de los términos del préstamo (cuántos meses o años tomas para pagar el dinero del préstamo completo) y la tasa de interés. Puedes jugar con diferentes escenarios haciendo cuentas en la calculadora de préstamos en Bankrate.com.

Usando la calculadora, podrás ver que si pides prestado $10,000 por 5 años a una tasa de interés del 10%, los pagos mensuales serán de $212.47, algo que si puedes pagar. Pero cambia el término a 2 años, y los pagos mensuales incrementan a $461.45, lo cual te pondrá en más deuda rápidamente. Entonces, ajusta los números en base a tus necesidades y en base al tipo de términos del préstamo que crees que puedes obtener. 

Haz Ajustes de forma Cuidadosa

El escenario arriba mencionado es grandioso, pero claro, muchos de nosotros no tenemos $250 extras al final de cada mes. Entonces, ¿Qué pasa si no tienes suficiente dinero para hacer los pagos del préstamo que necesitas?

Entonces, necesitarás hacer ajustes a tu presupuesto. La primer cosa que puedes hacer es ver cuáles son tus gastos y ver si se pueden hacer algunos recortes. Lo más importante es ser realista: no planees quitar tu presupuesto completo de entretenimiento por ejemplo, porque probablemente después no lo vas a poder sostener.

Otra opción es encontrar formas de ganar más dinero. Puede ser tan simple como buscar más trabajos, pedirle a tus clientes actuales más trabajo o incrementar tus tarifas.

Si esperas que tu ingreso incremente como resultado de la inversión que estás haciendo (por ejemplo, si estás comprando equipo o tomando un curso que te permitirá tener nuevos clientes) entonces puedes presupuestar un mayor ingreso en el futuro, pero sé muy cuidadoso al momento de hacer esas suposiciones.  El optimismo es generalmente algo bueno para los freelancers, pero cuando estás presupuestando para el futuro, es mejor asumir lo peor. Es mejor ser precavido que tomar un préstamo que después no puedas pagar.

3. Escoge el Tipo de Deuda Adecuado

Si quieres pedir dinero prestado, hay muchas opciones diferentes. Escoger el tipo de préstamo adecuado es importante, entonces aquí hay una guía rápida de los principales tipos de deuda y sus pros y contras:

Amigos y Familiares

Pedir dinero no necesariamente involucra ir a los bancos y pagar tasas de interés costosas. Si tienes amigos o miembros de la familia que estén en posición de prestarte dinero, esa es una gran opción.  La desventaja es que si las cosas salen mal y se te está haciendo difícil pagarles a tiempo, podrías arruinar una buena relación.  O ¿qué pasa si ellos sufren de una crisis financiera y necesitan su dinero antes de lo esperado?. Es por eso que hay una buena razón para decir que los amigos y el dinero no se mezclan.

Tarjetas de Crédito

Esta es quizá la forma más simple de pedir dinero. Probablemente tienes una tarjeta de crédito, y si no, es muy fácil obtener una en muchos países. Una tarjeta de crédito te da mucha flexibilidad para pedir tanto como necesites y lo vas pagando como vas pudiendo.  Pero las tasas de interés pueden ser muy altas, y la misma facilidad de usar las tarjetas de crédito, puede hacer que pidas más dinero del que realmente puedas pagar. 

Líneas de Crédito

Esto es similar a las tarjetas de crédito ya que tienes acceso a cierta cantidad de dinero y pagar los intereses con cualquier tipo de fondos que uses. Sin embargo, pueden ser más difíciles de obtener en comparación con las tarjetas de crédito y las cuotas para usar estas líneas de créditos en ocasiones pueden ser altas. 

Préstamos a Plazo

A diferencia de las tarjetas  y líneas de crédito "sin fecha establecida de pago", los préstamos a plazos, son por un periodo fijo de tiempo y usualmente tienen una tasa de interés fija y agenda de pagos. Esto significa que sabes exactamente en lo que te estás metiendo, pero no son tan flexibles como las tarjetas o líneas de crédito. Los préstamos a plazos pueden estar asegurados con un bien en particular como un carro, esto significa, que si fallas en pagar el préstamo, pierdes el carro. También hay préstamos disponibles sin tener que dejar ningún bien a cambio.

Préstamos de Persona a Persona

Esta es una opción más reciente. La idea es que evites a los bancos y pidas prestado a otras personas que se inscriben en sitios web como prestamistas. Algunos ejemplos son Prosper y Lending Club en Estados Unidos, y Zopa en el Reino Unido. Las tasas pueden ser menores que en los bancos, sin embargo todo depende de tu calificación crediticia y de los términos del préstamo, entonces haz una búsqueda exhaustiva para obtener el mejor trato.

Préstamos de Día de Pago

Estos son préstamos a muy corto plazo, diseñados para resolver rápidamente una crisis de flujo de efectivo. Las tasas pueden ser demasiado altas, entonces, es mejor evitar estos préstamos a menos que no tengas otra opción.

4. Obtén el Mejor Trato

Una vez que decidas el tipo de préstamo que quieres, es hora de buscar que está en oferta. Por supuesto, las tasas y términos pueden variar enormemente, entonces es importante que te asegures que estás obteniendo el mejor trato.

Algo importante para tener en cuenta es que los términos que te ofrecen pueden depender en gran escala de tu calificación crediticia. Entonces, haz lo mejor que puedas para asegurarte de cumplir con todas tus obligaciones existentes. Haciendo eso, deberías poder obtener una menor tasa de interés en futuros préstamos.

También checa tu reporte crediticio si es posible, para asegurarte que es correcto (un estudio del 2013 encontró que 40 millones de Americanos tenían errores en sus reportes crediticios). En Estados Unidos, puedes obtener de forma gratuita tus reportes crediticios en AnnualCreditReport.com.

También, asegúrate de que tus finanzas y tus historiales sean profesionales. Si vas al banco para pedir un préstamo, a lo mejor ellos quieren ver los detalles acerca de tus ingresos y tus egresos, entonces es mejor parecer lo más posible como un negocio establecido. Si muestras métricas convincentes, precisas y detalladas de varios años atrás, le darás a cualquier prestamista mayor confianza de tu capacidad para pagar el préstamo y como resultado te pueden ofrecer mejores términos. 

Una vez que tengas todo listo, vale la pena que busques diferentes opciones para obtener el mejor trato. Ve con diferentes proveedores e incluso, checa diferentes opciones del mismo proveedor. Sitios de comparación como MoneySupermarket (en el Reino Unido) puede ayudarte a encontrar buenos tratos, entonces busca en sitios similares en tu país.

5. Maneja tus Pagos

Escoger un préstamo de forma responsable, es una gran parte de la historia, pero manejar la deuda responsablemente también incluye pagarla lo más pronto y efectivamente posible.

Necesitarás trabajar cuidadosamente dentro de tu presupuesto, poniendo una mayor prioridad en hacer los pagos requeridos de tu préstamo, y asignar más dinero en cuanto lo tengas disponible para disminuir el saldo de la deuda. Aquí hay algunas estrategias que te pueden ayudar:

Prioriza

Si tienes varios préstamos diferentes, ponlos en orden de tasa de interés, poniendo al más alto hasta arriba y enfoca toda tu energía en pagar primero los préstamos con la mayor tasa de interés, mientras que pagas solo el mínimo en los préstamos que tienen la menor tasa de interés. Para más detalles de este proceso, y cómo poder pagar tus deudas junto con tus otras metas financieras, ve la Sección 2 de mi tutorial ahorro e inversión para freelancers.

Negocia

¿Has llamado a tu banco o compañía de tarjeta de crédito para tener una mejor tasa? Frecuentemente es una estrategia que se pasa por alto y no siempre funciona, pero algunas veces puedes obtener mejores términos simplemente preguntando. Este artículo tiene algunos buenos tips para negociar satisfactoriamente.

Transferir

Si negociar no resulta, otra opción es simplemente buscar un proveedor que ofrezca mejores tasas y transferir tu deuda.  Esto funciona especialmente bien con las tarjetas de crédito. Solo asegúrate de mantenerte al tanto de las cosas, y no termines con tasas mayores antes de que la generosa oferta introductoria expire.

Consolida (Con Cuidado)

Algunas veces puedes consolidar varios préstamos diferentes en uno solo con una menor tasa de interés. Sin embargo, necesitas ser cuidadoso porque algunas compañias de consolidación, simplemente cargan cuotas altas y pueden empeorar tu situación.

También hay préstamos legítimos de consolidación de deuda ofrecidos por los bancos y uniones de crédito, pero incluso así, haz las cuentas para asegurarte de que realmente estás mejorando tu situación. Consolidar puede tener desventajas potenciales.

Conclusión

Si se maneja de forma equivocada, la deuda puede ser como una plaga en tu carrera como freelancer, dejándote con pagos innecesarios de cuotas e intereses y, en casos extremos, te pueden llevar a la quiebra. 

Pero si pides prestado de forma sabia, puedes usar tu deuda para invertir en tu negocio de freelance, adquirir equipos o habilidades que, de otra forma, tendrías que esperar años si estuvieras ahorrando para ello.

Los puntos clave son pedir prestado por las razones correctas, tener una clara idea de cuánto te puedes permitir pedir prestado, escoger el tipo de préstamo correcto con los mejores términos posibles y manejar los pagos de forma inteligente.

Si puedes hacer todo eso, usando las estrategias que hemos cubierto en este tutorial, entonces no tengas miedo en adquirir una deuda. Puedes verlo como otra estrategia financiera disponible para ti como freelancer, y puedes estar seguro de tu habilidad para manejarlo responsablemente.

Recursos

Crédito Gráfico: Ícono de Tarjetas de Crédito diseñado por Martha Ormiston de Noun Project.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.