Unlimited PowerPoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. Stress

Convertirse en una Persona Más Paciente (Tanto en la Vida y en el Trabajo)

by
Difficulty:IntermediateLength:MediumLanguages:

Spanish (Español) translation by Cristian Marroquin (you can also view the original English article)

En estos días, muchos de nosotros está acostumbrado a obtener todo inmediatamente. Podemos ordenar comida en línea y que sea entregada en cuestión de minutos; podemos ordenar nuestras compras en línea y tenerlas el siguiente día; podemos enviar mensajes a amigos y familia y obtener una respuesta inmediata sin importar donde estén.

Esta gratificación instantánea tiene sus beneficios, pero también nos hace menos y menos pacientes, menos dispuestos a esperar a que las tareas sean hechas, a que las personas respondan y que las cosas lleguen. Si has notado que te falta paciencia y te has preguntado en cómo convertirte más paciente, estás en el lugar correcto.

you can be patient
¿Eres tan paciente como te gustaría ser? Si te encuentras escaseando de paciencia, no estás solo. (Fuente de Imagen: Envato Elements)

En este artículo, discutiremos las desventajas de ser impaciente, así también como los beneficios de ser paciente. Te compartiremos consejos sobre reconocer las señales y aquello que desencadena la impaciencia y te mostraré cómo aprender a ser paciente con consejos y herramientas prácticas.

Lo que Pasa Cuando No Somos Pacientes

La impaciencia está en el mismo espectro de sentimiento de ira. Es usualmente reconocida como irritación pero puede guiar también a la frustración e incluso ira, especialmente si la misma situación se repite una y otra vez.

frustration
Escasez de paciencia puede guiar a la frustración. (Fuente de Imagen: Envato Elements)

Otra desventaja de no ser paciente es que las hormones que regulan el estrés aumentan, que desencadena la respuesta de escapar o pelear. Esta respuesta puede guiar a un ataque de pánico o ataques de ansiedad y generalmente causan consecuencias negativas en tu cuerpo, de acuerdo a Mayo Clinic.

Por último, la escasez de paciencia hace que otros te perciban como enojado o arrogante, que toma malas decisiones. Esta imagen negativa puede causar que tus superiores te den una promoción o que tus amigos y familia se distancien de ti.

Los Beneficios de ser Paciente

Se paciente, por otra parte, tiene efectos opuestos a la impaciencia, como discutimos arriba.

1. Mejores Relaciones en el Hogar

Cuando prácticas la paciencia, tendrás mejores relaciones con tus amigos y familia. Cuando permaneces paciente, no perderás el temperamento por los errores tan pequeños ni actuarás con rabia solo porque un aparato no fue rápido; y eso también significa que los miembros de tu familia no tienen que preocuparse acerca de que te irrites, te frustres y te vuelvas enojado. Lo mismo aplica a tus amigos, que estarán más inclinados a invitarte a una cena o que dediquen una tarde de domingo contigo.

2. Mejores Relaciones en el Trabajo

Similarmente, tendrás mejores relaciones en el trabajo cuando aprendes a ganar paciencia. Tus compañeros de  trabajo no tendrán que preocuparse de tu temperamento y tus superiores sabrán que pueden contar contigo para permanecer calmados en condiciones difíciles. En el largo plazo, esto significa que tendrás mejores oportunidades de avanzar dentro de tu compañía y tu carrera profesional. Lo de arriba fue probado por un estudio hecho por Debra R. Comer y Leslie E. Sekerka en el 2014.

3. Menos Estrés en tu Vida

Otro beneficio de practicar la paciencia que hay menos estrés en tu vida. La investigación muestra que la impaciencia guía a niveles elevados de cortisol, lo que significa que, entre más impaciente eres, sufrirás más de estrés. Cuando eres paciente, tus niveles de cortisol están normalmente del rango normal, y, por lo tanto, no hay estrés que pueda causar otros problemas de salud.

4. Mas Posibilidades de Cumplir Metas

La paciencia puede también ayudarte a lograr tus metas con más éxito. De acuerdo a un estudio por la profesora Sarah A. Schnitker (2012), las personas pacientes reportaron ejercer más esfuerzo para sus metas que otras personas. Por ahora, probablemente sabes que lograr tus metas no es siempre fácil y muchas personas se rinden porque no son pacientes. Esto es especialmente verdadero para las metas que te propones en cada año y luego fallas a través de ellos. Afortunadamente, ser más paciente podría ser la solución que estás buscando cuando se trata de establecer y lograr metas.

5. Mejor Salud en General

Por último, convertirte en una persona más paciente te guiará a que tengas una mejor salud física y mental. Otro estudio por Schinitker y Emmons en el 2007 muestra que las personas pacientes tienen menos probabilidades de sufrir de problemas de salud como dolores de cabeza, brotes de acné, ulceras, diarrea y neumonía.

Ahora que hemos discutido las desventajas de la impaciencia y los beneficios de la paciencia, puedes preguntarte si necesitas aprender a ser más paciente. El primer paso es reconocer cuando eres muy impaciente. Sigue leyendo para aprender las señales de la impaciencia y qué es lo que lo desencadena.

¿Cómo Reconocer las Señales de la Impaciencia?

Puedes reconocer la impaciencia si observas cualquiera de los siguientes síntomas:

  • lagunas mentales, o corto en respiración
  • Tensión en tus músculos
  • Apretar tus manos o mandíbula
  • Irritabilidad o frustración
  • Ansiedad
  • Juicios y decisiones rápidas

Lo que Desencadena Tu Impaciencia

Una vez que reconozcas las señales de ser impaciente, necesitas aprender a reconocer qué es lo que desencadena tu impaciencia. Algunas personas pueden ser impacientes alrededor de otras personas, mientras que algunas personas pueden reaccionar a situación u objetos. Esto puede incluir una línea en la tienda, hora pico, una impresora lenta y otro tipo de circunstancias.

Para identificar tu desencadenantes, comienza notando lo que causó que te convirtieras impaciente la siguiente vez que notaste las señales de arriba. Puedes también pensar en situaciones pasadas cuando perdiste la paciencia y trata de identificar lo que exactamente lo causó.

Otra manera de identificar tu desencadenante es hablar a tus amigos y familia y preguntar si pueden ayudarte a identificar qué situaciones causaron que arremetieras en impaciencia.

Una vez que sabes lo que desencadena tu impaciencia, puedes comenzar a cambiar tu comportamiento y aplicar cambios en tu vida que te ayudarán a ganar paciencia.

Ahora que sabes cómo reconocer la impaciencia, es tiempo de aprender a cómo ser más paciente.

¿Cómo Ser Más Paciente?

Ser más paciente no es imposible. En una situación ideal, evitarías situaciones y las personas que te causarían ser impaciente. Sin embargo, en el mundo real no es posible para muchos de nosotros. Tenemos que entender el aprendizaje de la paciencia. Debajo, encontrarás  maneras de te ayudarán a practicar paciencia y cultivar este hábito.

Aquí hay consejos sobre cómo ser paciente:

1. Cuenta hasta 10

La primera táctica que puedes probar es contar hasta 10 cuando sientes que estás comenzando a sentirte irritado o enojado. Puedes contar lentamente hasta 10 en tu cabeza o en voz alta, pero esta técnica efectiva removerá el deseo inicial que arremeterá en frustración o tomar una mala decisión.

2. Meditar

Headspace
La medicación puede ayudarte a ser paciente. El espacio en la cabeza es solo una aplicación que puede ayudarte con la meditación.

El siguiente consejo en nuestra lista es la meditación. La meditación es una práctica simple de enfocar tus pensamientos en una frase particular u objeto para que puedas lograr un estado de calma y claridad mental y emocional. Aunque la meditación puede sonar difícil, ahora en estos días, no hay déficit de aplicaciones que pueden ayudarte a integrar esta práctica en tu vida diaria. Entre las aplicaciones más populares tenemos: Headspace, Calm, The Mindfulness App, y más.

3. Haz una Actividad Creativa

creative activity
Estar en actividades creativas puede ayudarte a ser más paciente. (Fuente de imagen: Envato Elements)

Permanecer en actividades creativas es otra manera grande de practicar tus habilidades de paciencia. Esto puede incluir dibujo, pintura, caligrafía, rompecabezas, sudoku, crucigramas y otras actividades que naturalmente requieren paciencia. Puedes combinar la actividad con música relajante y poner un temporizador por 30 minutos cada día, donde dediques tu tiempo a esa actividad. Si 30 minutos es mucho, comienza con cinco o diez minutos y lentamente incrementa el tiempo que gastas en la actividad.

4. Ve a Caminar

Probablemente has escuchado este consejo. Esta táctica puede ser aplicada en cualquier situación que te cause impaciencia. Caminar de la situación te aparte de los desencadenantes y te permite reagrupar y re-enfocarte para que puedas volver con una cabeza y una cara clara sin temor de perder tu temperamento.

5. Sueña y Visualiza

Si tu impaciencia es desencadenada por situaciones específicas, querrás tratar de soñar o visualizar. Simplemente, imagina un lugar o una situación que te hace feliz y que te trae calma. Esto a veces se le llama "tu lugar feliz" y debes tratar de que todos tus sentidos se sumerjan en tu sueño.

6. Pide Ayuda

Un desencadenante común de la impaciencia es el sentimiento de agotamiento. Si eso te pasa frecuentemente, trata de pedir ayuda. Habla con tus compañeros de trabajo, superiores y miembros de familia y explícales que muchas tareas en tu plato causan que pierdas la paciencia. Busca tareas que puedas delegar o que puedas obtener ayuda extra.

7. Respira profundo

La siguiente ocasión en la que te sientas impaciente, trata de respirar profundo. Inhala a través de tu nariz y exhala a través de tu boca. Puedes repetir esto muchas veces y combinarlo con la cuenta hasta diez. Se ha comprobado que la técnica de respiración profunda, que viene de especialistas en yoga, ha sido efectiva en reducir estrés y ayudarte a ser más paciente.

8. Reconocer tus Desencadenantes

Hemos cubierto cómo puedes reconocer tus desencadenantes de impaciencia, pero es importante resaltar esto de nuevo. Necesitas entender qué situaciones o personas u eventos causan que pierdas paciencia. Una vez que comiences a reconocer cuáles son esos desencadenantes, puedes permanecer paciente practicando cualquier técnica de antemano o al comienzo de una situación que típicamente causa que pierdas la paciencia.

9. Comienza Pequeño

Es importante recordar que cada gran posibilidad no pasa de la noche a la mañana. Necesitas comenzar pequeño más que apuntar a la paciencia en cada situación posible. Aprende a diferenciar lo que causa diferentes niveles de impaciencia y aprende a dominar esos que te hacen sentir un poco impaciente. Cuando sabes que puedes manejar esas situaciones, puedes proceder a situaciones más retadoras y gradualmente lograr dominar los eventos que te causan que pierdas el temperamento rápidamente.

10. Enseñar

Si encuentras que las personas son usualmente la razón principal de tu impaciencia, considera en servir primero y enséñales a cómo hacer una tarea en particular. Lo que es importante aquí es que necesitas recordar que nadie aprende de igual manera y ninguna persona tiene la misma pasión por las cosas que haces. Trata de recordar cosas en las cuales no eres bueno y míralas desde su perspectiva. Ellos estarán agradecidos porque te tomaste el tiempo de explicarles el proceso a ellos y puedes beneficiarte de saber que estás a un paso cerca de ser más paciente.

11. Encuentra algo que te Libere

Trata de buscar una manera de canalizar tu frustración. Esto usualmente envuelve una actividad física, que incluye ir a correr, unirte a un equipo local de deportes, kickboxing o cualquier actividad donde puedes liberar el temor de herir a alguien. Dejar ir tu frustración de esta manera instantáneamente te hará sentirte mejor, sin mencionar los numerosos beneficios de salud que vienen de ser activamente físico.

12. Sigue Practicando

Por último, no olvides seguir practicando tu paciencia. Como mencionamos antes, cambios radicales no suceden de la noche a la mañana, así que es seguir suponer que aprender a ser paciente tomará tiempo. Sigue identificando tus desencadenantes (incluso puedes comenzar un diario para hacer seguimiento de las situaciones que causan una reacción de impaciencia) y sigue aplicando las técnicas para lidiar con tu impaciencia. Luego, notarás que los niveles de paciencia incrementan.

Aprende Más

Si te gustó este tutorial sobre cómo ser paciente, puedes también disfrutar los consejos de productividad en estos artículos:

Comienza a Practicar la Paciencia

Acabamos de compartir algunas ideas que te ayudarán a ser paciente. Ser paciente tiene muchos beneficios, tales como un impacto positivo en tus relaciones en el trabajo y en casa y las personas alrededor te ven con una luz positiva. Usa los consejos en este artículo para reconocer tus desencadenantes de la impaciencia y aprende a cómo permanecer paciente en este mundo que va rápido.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.