Advertisement
  1. Business
  2. Business

¿Tu negocio secundario vale la pena? Cómo averiguarlo

Scroll to top
Read Time: 12 min
This post is part of a series called How to Quickly Start a Side Business (Ultimate Guide).
The Best Side Business Ideas (That You Can Do Part Time)
How to Start a Side Business While Working a Day Job in 2021

Spanish (Español) translation by Andres Maya (you can also view the original English article)

Si bien la mayoría de emprendedores se dedica por completo cuando arrancan en un negocio, comenzar con un negocio secundario no es algo fuera de lo normal. De acuerdo a un reporte del Monitor Global de Emprendimiento (GEM, por sus siglas en inglés), seis por ciento de la población estadounidense inicia su negocio mientras todavía trabaja en otras organizaciones. Este número puede parecer pequeño, pero dada la población trabajadora en los EEUU, millones de personas están iniciando sus negocios en forma de negocio secundario.

Pero hay riesgos en dedicar tu valioso tiempo a una idea de negocio secundario. ¿Qué sucede si elegiste la idea equivocada? ¿Qué sucede si no es rentable? ¿Qué sucede si, resulta que, no tienes suficiente tiempo para trabajar en tu negocio secundario?

Is Your Side Business Idea Worth PursuingIs Your Side Business Idea Worth PursuingIs Your Side Business Idea Worth Pursuing
¿Vale la pena continuar con tu idea de negocio secundario? (fuente gráfica)

Por eso es mejor invertir más o menos una hora para profundizar tu idea, antes de emplear en ella tus fines de semana y el salario que tanto te ha costado ganar. Esta guía y sus hojas de trabajo incluidas te guiarán a lo largo del proceso.

Descarga gratis de una hoja de trabajo en PDF

Descarga gratuitamente la hoja de trabajo y evaluación para tu idea de negocio secundario, para que la uses con este tutorial.

Side Business Idea Evaluation - WorksheetSide Business Idea Evaluation - WorksheetSide Business Idea Evaluation - Worksheet
Hoja de trabajo y evaluación para tu idea de negocio secundario

1. Evalúa tu idea de negocios

Lo primero que debes hacer es evaluar tu idea de negocios por sí misma, sin tomar en cuenta muchos factores externos, tales como precio y comerciabilidad. A continuación hay un par de preguntas que te puedes hacer a ti mismo:

¿Qué tan doloroso es el problema que intentas resolver?

Mientras más doloroso o urgente sea el problema, más probable es que tus clientes potenciales estén buscando por una solución.

Por ejemplo, si estás pensando en convertirte en un fotógrafo los fines de semana, una de tus opciones es convertirte en un fotógrafo de mascotas. Ya que los dueños de mascotas ya tienen cámaras adecuadas en sus teléfonos móviles para documentar la vida de sus mascotas, solo hay una minoría que requeriría de ayuda profesional para este servicio.

Un fotógrafo de bodas, sin embargo, necesita capturar un evento especial, donde se supone que los participantes (la pareja y sus invitados) deben participar del evento en lugar de documentarlo profesionalmente. Las bodas son usualmente un evento de una vez en la vida, así que las fotografías se deben realizar con cuidado. Por estas diferencias, los fotógrafos de bodas resuelven un problema más urgente que los fotógrafos de mascotas.

Pregúntate a ti mismo qué problema van a resolver tus productos o servicios, y que tan frustrante o urgente es ese problema

¿Qué tan bien lo resuelve tu producto?

Como pregunta complementaria, considera qué tan bien funciona tu idea como una solución al problema de tus clientes.

Digamos que tu plan es trabajar a medio tiempo como un asistente de medios sociales, ayudar a los dueños de negocios pequeños a programar y crear publicaciones en las redes sociales como Facebook o Instagram. Estás ayudando a tus clientes con el problema de qué y cuándo publicar; pero, desafortunadamente, no estás resolviendo el problema mayor detrás de eso.

A menudo, los dueños de negocios usan estas herramientas para mejorar sus ventas y aumentar el reconocimiento de su marca. Si tus servicios pueden ayudarlos con estos problemas más dolorosos, entonces puedes hacer tu propuesta más atractiva y brindar un servicio indispensable.

Incluso si vendes un producto sencillo, como por ejemplo fundas de almohadas, todavía puedes hacer un esfuerzo adicional para resolver los problemas de tus clientes. Puedes crear una lista, o mostrar ejemplos, de colores de sofá que vayan bien con cada diseño; ya que probablemente tus clientes están buscando productos que combinen con los muebles que ellos tienen.

Observa las ideas que tienes para tus productos y servicios. ¿Resuelven los problemas de los clientes por completo, los alivian temporalmente, o no atienden sus problemas para nada?¿Hay problemas más grandes, o más profundos, que podrías satisfacer directamente?

¿Los costos asociados con tu producto son menores que el dolor del problema que estás tratando de resolver?

Esta es la pregunta clave que debes preguntarte, cuando hagas la evaluación inicial de tu idea. ¿El costo y el esfuerzo, necesarios para obtener tus productos o servicios, son menos dolorosos que el problema que intentas resolver? No tomes en cuenta solamente el precio, sino también el esfuerzo que tu cliente necesita para aprender a usar tus productos o servicios, los tiempos de espera, y otros pasos que tu cliente necesita tomar para cosechar los beneficios de tu oferta.

Un ejemplo de una idea de negocios, que no satisfizo esta pregunta, es el Oído Iónico que apareció en el show de televisión Shark Tank. Es, básicamente, un audífono Bluetooth que debes implantar quirurgicamente cerca de tu oído para usarlo constantemente.

El problema que el Oído Iónico intentaba resolver era la inconveniencia de tener que manipular los accesorios para audífonos. La solución que ofrecia, sin embargo, era más costosa, dolorosa y peligrosa que el problema.

Este puede ser un ejemplo extremo, pero muchos emprendedores no toman en cuenta el precio y el esfuerzo que los clientes deben pagar. Si tu idea de negocios crea problemas mayores o más grandes en lugar de resolverlos, entonces vas a tener problemas vendiendo.

Si te has hecho estas preguntas y no has quedado satisfecho, trata de pensar en otras ideas de negocios que podrías emprender. Aquí hay algunas guías que te pueden ayudar:

Caso contrario, si ves que tu idea de negocios se encarga de un problema doloroso para tus clientes, y les presenta una solución conveniente, entonces toma los siguientes pasos: es hora de determinar qué tan bien puedes ejecutar un negocio secundario.

2. Analiza tus aptitudes

Ahora es momento de examinar tu propia capacidad para un negocio secundario. ¿Tienes todos lo que necesitas para comenzar? Puedes averiguarlo con las siguientes preguntas:

¿Qué destrezas son necesarias para crear, administrar y comercializar este negocio? ¿Qué tan competente eres con esas destrezas?

Empieza haciendo una lista de todas las tareas necesarias para emprender el negocio, así como para suministrar y transportar cada orden. ¿Sabes cómo hacer estas cosas?

¿Si hay alguna tarea que todavía no sabes cómo hacer, como por ejemplo cómo aceptar pagos en línea o cómo crear una página en Facebook, es fácil investigarlas y aprenderlas por cuenta propia?

Si hay cosas que todavía necesitas aprender, entonces averigua si desarrollar estas destrezas te tomará un par de minutos de tu tiempo o si de hecho necesitas dedicarles horas de estudio. Para destrezas que requieran un estudio más serio, tales como cómo comprar publicidad en línea de forma rentable o cómo tomar fotografías profesionales de tus productos; analiza si vale la pena tomarte el tiempo para aprenderlas o, mejor aún, contratar a alguien que te pueda ayudar.

¿Cuánto tiempo necesitas para crear este negocio?

¿Cuánto tiempo necesitas cada semana para administrar y comercializar este negocio? ¿Cuánto tiempo tienes disponible? Sé realístico en este aspecto; observa tus niveles de energía a lo largo de la semana.

Incluso si crees que tienes tres horas libres cada día después del trabajo, puede ser que estés demasiado cansado para usar todas ellas en tu negocio secundario. Toma también en cuenta tus compromisos personales. Será difícil alcanzar un balance entre tu vida laboral y tu vida personal, una vez que hayas iniciado tu negocio secundario.

Aquí hay algunos tutoriales, que puedes usar para resolver esto:

¿Cuánto dinero necesitas para crear este negocio?

Además de la inversión inicial que debes hacer, ¿cuánto dinero necesitas para administrar y comercializar este negocio cada semana? ¿Cuánto tiempo podrás mantener este negocio, de acuerdo a estos gastos? Más importante aún, piensa en qué tan difícil será para ti adquirir estos fondos de forma regular. Invertir este dinero será una especie de sacrificio, ya sea que lo saques de tus ahorros, hagas un prestamo, o uses el dinero que normalmente gastarías en diversión. Considera si estás dispuesto a hacer ese sacrificio.

3. Examina el mercado

Una vez que hayas inventariado las destrezas y los recursos que necesitarás para iniciar tu negocio secundario, es momento de pensar en el otro lado de la transacción: tus clientes meta. Ten una idea clara de quiénes son los clientes a los que deseas alcanzar. Estos tutoriales te pueden ayudar a describirlos detalladamente:

Después, analiza que tan probable es desarrollar un negocio rentable con este tipo de clientes

¿Tienen ingresos disponibles para tus productos o servicios?

Hay una razón para que los directores generales vistan trajes más caros que los practicantes: ellos tienen más ingresos disponibles. Esta es la razón por la que no tendría ningún sentido, crear un negocio secundario que venda trajes a la medida a los empleados con salarios bajos. ¿Tu idea de negocios busca hacer algo similar? Si ese es el caso, ¿es posible elegir otro segmento de mercado?

Digamos que tu idea inicial era vender servicios de preparación de Curriculum Vitae para personas desempleadas. Esto significa que es muy probable que tus clientes potenciales no tengan mucho dinero. Sería mejor redireccionar tu negocio hacia profesionales que quieran cambiarse a una posición con mejor paga.

¿Qué tan grande es tu clientela?

Tu clientela objetiva debería ser lo suficientemente grande como para tener suficientes ventas y alcanzar tus metas. Si quieres trabajar eventualmente a tiempo completo en tu negocio secundario, entonces necesitas tener una clientela objetiva más grande que si solo buscas ventas esporádicas para aumentar tus ingresos.

Para calcular tu clientela, regresa a la descripción de tu clientela. ¿Hay alguna estadística que te pueda ayudar a determinar cuantos clientes potenciales hay en los lugares en los que te estás enfocando? Para encontrar esto basta con una búsqueda en Google. Si te estás enfocando en los padres que se quedan en casa en Melbourne, podrías realizar una búsqueda como la que hay a continuación, que muestra algunos artículos nuevos y páginas estadísticas del gobierno:

Statistics searchStatistics searchStatistics search
Búsqueda de estadísticas en Google.

Si la demografía de tus clientes incluye su profesión, también puedes realizar una evaluación por medio de una Búsqueda Avanzada en LinkedIn. Puedes hacer una búsqueda según la industria, la ubicación y otras palabras clave. El número de resultados te puede dar una buena estimación de tu clientela.

Advanced search on LinkedInAdvanced search on LinkedInAdvanced search on LinkedIn
Búsqueda avanzada en LinkedIn.

Recuerda que debes ser conservativo con tus estimaciones, para que no termines decepcionado con las resultados cuando empieces a comercializar. Por supuesto, es posible tener un negocio secundario rentable si solo te enfocas en una clientela pequeña, pero esto limita tu capacidad de crecimiento.

¿Qué tan difícil será llegar a estos clientes?

Algunos clientes son más fáciles de alcanzar que otros, por lo que venderles a ellos también es más fácil. Por ejemplo, si quieres ser un mentor personal para los directores generales de las empresas de la lista Fortune 500, debes saber que ellos son más difíciles de contactar que otros clientes, como los propietarios de empresas pequeñas, profesores de universidad, o representantes de ventas. Sin embargo, esto no significa que sea imposible. Para clientes difíciles de alcanzar, ¿tienes alguna "entrada", que te permitirá obtener su tiempo y atención?

¿Tienes varios competidores directos?

Normalmente vemos a la competencia como algo malo, pero si hay suficientes negocios similares que están teniendo éxito, entonces eso significa que hay un mercado saludable para tu negocio. Si puedes pensar en varios competidores directos, eso es una buena señal.

4. Prueba el terreno

Cuándo estés satisfecho con tus respuestas a las preguntas anteriores, entonces es momento de dejar atrás la teoría y empezar a actuar. Puedes probar tu idea para un negocio secundario de las siguientes maneras:

Paso 1: solicita opiniones acerca de tu idea para un negocio secundario

Busca comunidades en línea, ya sea en grupos de Facebook, de LinkedIn, o en cualquier otro foro de discusión donde sea probable que tus clientes potenciales publiquen. Diles tu idea para un negocio secundario y pregúntales que piensan sobre ella.

Indaga un poco más y pregunta si se han econtrado con un negocio como el tuyo anteriormente, y cuál fue su experiencia. Esto te ayudará a ajustar tu idea, de acuerdo a lo que tus clientes potenciales en verdad quieren.

Paso 2. Realiza  una prueba limitada de ventas

No hay una mejor prueba para tu idea de negocio que intentar hacer ventas reales. Si es un producto, pon uno o dos artículos a la venta para tu clientela potencial Si es un servicio, ofrece una versión limitada. Las siguientes guías te pueden dar ideas sobre cómo hacer esto:

Al liberar tu idea al público puedes obtener una retroalimentación más concreta sobre los elementos que deberías cambiar, antes de invertir tu tiempo y dinero en la puesta en marcha.

Ideas a prueba de fallos para negocios secundarios

Cuándo hayas respondido las preguntas anteriores y hecho algunas pruebas de mercado, vas a tener una idea de los posibles desafíos con los que tu negocio secundario se puede encontrar. Más importante aún, tú estarás consiente de estos desafíos mucho antes de que te dediques por completo a la ejecución de tu idea durante tu tiempo libre.

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Business tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Advertisement
Start your 7-day free trial*
Start free trial
*All Individual plans include a 7-day free trial for new customers; then chosen plan price applies. Cancel any time.