Advertisement
  1. Business
  2. Income

Ingreso Pasivo: Cómo Dejar de Comerciar Tu Tiempo Por Dinero

by
Read Time:10 minsLanguages:
This post is part of a series called How to Create Passive Income (Complete Beginner’s Guide).
What is Passive Income and How Does it Actually Work?
How to Quickly Start to Make Passive Income (Begin Now)

Spanish (Español) translation by Rafael Chavarría (you can also view the original English article)

En el último artículo, vimos lo que es el ingreso pasivo y cómo difiere del ingreso activo. Deberías leer ese artículo por completo, si no lo has hecho aún, pero recapitulemos brevemente.

El ingreso activo es donde se te paga por el trabajo que haces. Se te paga una tarifa por hora o una cuota fija por un trabajo. Cuando el trabajo está hecho, se te paga. Fin de la historia.

El ingreso pasivo es diferente. En vez de recibir pago por una pieza específica de trabajo, creas algo de valor; puede ser un producto como un eBook o un servicio como hospedaje web. Una vez que el trabajo está terminado, está completo tanto como el producto, pero puede seguir generando ingreso a largo plazo:

  • Tu eBook yace ahí en Amazon vendiéndose silenciosamente, trayéndote un par de dólares cada día.
  • A menos que algo salga mal con tu configuración de hospedaje web, tus clientes te envían dinero cada mes y sus sitios web permanecen en línea.

Mientras que el trabajo inicial---escribir el eBook o configurar los servidores--fue sin paga, no hay límite para cuánto puedes recibir continuando.

Why stop trading your time for moneyWhy stop trading your time for moneyWhy stop trading your time for money
¿Por qué deberías dejar de comerciar tu tiempo directamente por dinero? (fuente fotográfica)

El día de hoy, no nos vamos a enfocar tanto en el ingreso pasivo. En su lugar, vamos a cavar más profundo en el ingreso activo, explorar porque es solo comerciar tiempo por dinero, y ver maneras de alejarnos de estos hacia el ingreso pasivo.

Comerciando Tiempo por Dinero

El ingreso activo viene en muchas formas pero en su núcleo todos son lo mismo: cambias tu tiempo por el dinero de alguien más. Veamos unos cuántos ejemplos hipotéticos.

1. La Tarifa por Hora

Bryan es un chico de preparatoria. El quiere un poco de efectivo extra para comprar un Nintendo Switch, ir al cine (si, en serio), y otras cuántas cosas. En el fin de semana, el trabaja en una tienda de comestibles local en donde se le paga $10 la hora para acomodar estantes. Si trabaja diez horas sobre el fin de semana, se va con $100. Si solo trabaja dos horas, obtiene unos miserables $20.

La situación de Bryan es el ejemplo más obvio de cambiar tiempo por dinero. El está vendiendo literalmente una hora de su día por $10. Si vende más tiempo, se le paga más. Si no trabaja, obtiene absolutamente nada.

Bryan está obviamente cambiando su tiempo por dinero.

La mayoría de las situaciones, sin embargo, no son tan claras como esta. Muchos trabajos no pagan un salario por hora sino uno mensual.

2. El Salario

Jess trabaja en una firma de diseño gráfico. Ella es buena en su trabajo y ha estado ahí unos cuantos años así que obtiene $60,000 al año (vamos a ignorar impuestos por el bien de las matemáticas fáciles). Se supone que ella trabaje 40 horas a la semana, pero raramente lo  hace. Si hay una fecha límite acercándose, podría pasar hasta 100 horas a la semana en la oficina. ¿A quién le importa si es un Sábado cuando un proyecto está próximo a entregarse?

La situación de Jess es demasiado común. Si ella realmente trabaja 40 horas a la semana, ella está vendiendo su tiempo a poco más de $30 la hora (aquí está cómo calcular el valor de tu tiempo). No es una mala tarifa y ella aún tiene bastante tiempo libre para emplear haciendo lo que ella quiera.

El problema es que a Jess no se le pagan $30 por hora, se le pagan $5,000 al mes. Esto significa que cuando un proyecto se extiende y ella está en la oficina hasta media noche, a ella no se le paga ningún dinero extra. Cuando ella trabaja 100 horas a la semana, a ella se le está pagando el equivalente a $12.50 la hora.

Mientras que esta situación no a tan clara como la de Bryan, funciona bastante igual. Jess está vendiendo su tiempo por una cantidad variable de dinero; incluso peor, ella está perdiendo control de su propio tiempo. A su jefe no le importa que ella tenga que cenar con su esposa, una fecha de entrega se acerca.

Vale la pena notar que algunas personas de hecho tienen el problema opuesto a Jess: se les requiere estar en una oficina de 9am a 5pm pero el trabajo del que son responsables les toma una fracción de su tiempo. En lugar de poder irse a la 1pm con todo hecho, tienen que sentarse, publicando en Twitter hasta que todos los demás hayan terminado para que puedan irse. Puesto de manera simple, los salarios pueden ser una trampa.

3. El Independiente

Incluso los independientes no están a salvo de cambiar su tiempo por dinero. Harry es un escritor independiente (este ejemplo no es tan hipotético). Entre otros lugares, el escribe para uno de los mejores sitios de tutoriales en el mundo, Envato Tuts+. A Tuts+ realmente no le importa lo que Harry hace con su tiempo siempre que envíe sus artículos y no necesiten mucha edición. Si los escribe en cama sin llevar nada más que unos calzones blancos, no hace una diferencia para su editor.

A Harry se le paga una tarifa establecida por artículo. Por el bien de las matemáticas fáciles, digamos que son $100 (no lo son). Cada artículo que escribe, independietemente de cuánto le tome paga lo mismo. Si lo realiza en un hora, el está ganando unos grandísimos $100 la hora; si el emplea tres días y veinte horas triturándolo, está en una inducción de pobreza de $5 la hora.

Ahora, Harry no está cambiando tiempo por dinero directamente. El está cambiando un producto--en este caso un artículo--por dinero. Pero, debido a que cada artículo solo puede ser vendido una vez y toma una cierta cantidad de tiempo crearlo, funciona de la misma manera. Cuánto tiempo cambia por cada crujiente depósito PayPal de $100, depende totalmente de el. Tiene mucha más libertad que la de Jess o  Bryan, pero si deja de escribir, deja de ganar.

Los Problemas Con Cambiar Tiempo por Dinero

Como debería ser bastante claro ahora, hay algunos problemas bastante grandes con cambiar tiempo por dinero.

Primero, estás dependiendo de la buena gracia de alguien para tu seguridad financiera. Si el jefe de Bryan no lo necesita este fin de semana, Jess es despedida o el artículo de Harry no se publica, no se les paga. Por esta razón, ellos necesitan mantener a sus jefes en su lado. Brian probablemente no tiene que hacer demasiado, pero a Jess se le requiere quedarse largas horas en la oficina cuando un proyecto está por entregarse, y Harry ocasionalmente tiene que escribir artículos que lo aburren hasta las lágrimas

Lo que lleva agradablemente al segundo problema, vendiendo tu tiempo por dinero, pierdes mucha flexibilidad en cómo lo empleas. Si Jess quiere ir a Burning Man con su esposa, ella esperaría que no hayan ningún proyecto por entregar por esas fechas; si los hay, ella sabe que no hay manera de que su jefe le vaya a dar el tiempo libre. Harry podría querer ir a una fiesta esta noche, pero si tiene una fecha de entrega inminente, el necesita hacer primero este trabajo, de otro modo sus editores no estarán contentos. Cuántos límites se coloquen en tu tiempo, depende de tu situación exacta pero siempre habrá algunos si estás cambiando tiempo por dinero.

Tercero, solo puedes vender cad ahora del día una vez. Bryan obtiene $10 la hora acomodando estantes, pero no puede hacer nada más con esa hora o venderla a alguien más. Estás atrapado en un ciclo constante: necesitas dinero para vivir, así que vendes algún tiempo para obtenerlo, pero después ese tiempo se ha ido. Si, en su lugar, tienes un producto como un eBook, puedes venderlo una y otra vez y aún recibir el mismo pago la centésima vez como la primera.

El Ingreso Pasivo Aún Toma Tiempo

Es un mito que el ingreso pasivo no toma tiempo; es solo que la ecuación es diferente. La clave es que en vez de vender unidades individuales de tiempo, las estás invirtiendo en espera de un retorno más grande.

Continuemos con el ejemplo del eBook. Escribir un buen libro, toma, digamos, 1000 horas. Eso es aproximadamente seis meses de trabajo de tiempo completo. Ese trabajo se parte entre escritura, edición, retícula, diseño, etc. No se te paga un centavo por esas horas en ese tiempo.

Una vez que tu libro es publicado, le va muy bien (podemos esperar). A lo largo de los dos años siguientes, ganas un total de $100,000 de ventas a través de Amazon y otros canales de minoristas. Cha-ching. Haz encontrado el santo grial, ingreso pasivo confiable.

Pero retrocedamos un paso. Esos $100,000 tomaron 1000 horas de trabajo para ganar (ignoraremos marketing, atención a clientes y así por el estilo por ahora). Eso significa que tienes un retorno de $100 por cada hora que invertiste. Eso no está mal, y a lo largo de los siguientes años, ese número solo continuará creciendo.

La situación, sin embargo, es solo lo que pasa si a tu libro le va bien. Si se estanca y obtienes $1000 en ventas a lo largo de dos años, tu retorno fue $1 por hora.

Esto, entonces, es el meollo. Cuando estás trabajando en proyectos de ingreso pasivo, estás invirtiendo tu tiempo, en vez de venderlo, sin retorno garantizado. Si las cosas salen bien, tu retorno podría esencialmente ser infinito; si las cosas salen mal, habrías estado mejor financieramente acomodando estantes por $10 la hora.

Vende, Invierte, o Usa

Para comenzar con ingreso pasivo, necesitas cambiar tu mentalidad- Comienza pensando sobre las horas en tu día como algo que estás vendiendo, invirtiendo o usando.

Para mantenerte a flote hasta que tu negocio de ingreso pasivo despegue, casi por seguro necesitarás seguir vendiendo algunas horas. Eso es solo parte de la vida. También querrás usar algunas horas para cosas como comer, dormir, hacer ejercicio, mirar Netflix y salir con amigos; todas estas son cosas muy importantes y una gran forma de usar tu tiempo. El tiempo que usas haciendo algo que amas no es desperdiciado.

A lo que todo se reduce entonces, es lo que haces con las horas que decides invertir. A lo largo de los siguientes artículos, estaremos viendo maneras de usarlas sabiamente. Aprende más sobre el valor de tiempo del dinero:

Una Nota Sobre Apalancamiento

Una cosa que vale la pena notar es que hay maneras de apalancar tu inversión de tiempo. Si tienes dinero, siempre puedes comprar el tiempo de otras personas. Digamos, por ejemplo, que estás configurando un sitio web. Podrías pasar cientos de horas haciéndolo tu mismo o podrías usar un servicio como Envato Studio para encontrar a un independiente que lo hará por ti. Si tienes una cantidad limitada de tiempo para invertir, esta podría ser la mejor manera de hacer las cosas.

La otra gran herramienta para apalancar es la automatización. Si inviertes algún tiempo en crear sistemas que no necesiten tu atención directa, regularmente pagará. Toma el negocio de hospedaje web: una manera de ejecutarlo de manera que cada nuevo cliente tenga que llamarte y ser guiado a través del proceso de configuración, otra es crear un sistema automático que aborde a nuevos clientes. En el primer caso, aún tendrás muchas manos en el tiempo, en el segundo, puedes asolearte en una playa mientras una computadora hace todo el trabajo.

Concluyendo

Cambiar tu tiempo por el dinero de alguien más es como funciona la mayoría de los trabajos, ya seas un chico de preparatoria, profesional de carrera o un independiente. Tomas una hora de tu tiempo y obtienes $X a cambio. El problema con esta situación es que pierdes control de tu propio tiempo. Especialmente si estás en un trabajo asalariado, podrías terminar trabajando más de lo que deberías.

El ingreso pasivo aún involucra algún cambio de tiempo por dinero pero es una inversión. Pones X horas ahora con la esperanza de obtener $Y a cambio en el futuro. En los siguientes tutoriales, vamos a ver cómo hacer justo eso.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.