Unlimited Powerpoint templates, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Business
  2. Communication
Business

¿Qué es la escucha activa? (+9 habilidades para convertirse en un mejor oyente)

by
Difficulty:BeginnerLength:LongLanguages:

Spanish (Español) translation by Nadia Gonzales (you can also view the original English article)

¿Alguna vez ha tenido una discusión en la que sigues explicando tu idea, pero no importa cuántas veces la repitas o la reformules, parece que no estás explicando bien?

¿Alguna vez has hablado con alguien que está revisando constantemente su teléfono? Es probable que la persona con la que hablabas escuchara lo que dijiste, pero nada más.

No estaban prestando atención, y existe una gran posibilidad de que no hicieran un esfuerzo por entender lo que estabas diciendo. En resumen, no te escuchaban activamente.

active listening
El buen contacto visual es una parte importante de la escucha activa.

En esta publicación, aprenderás sobre la escucha activa y descubrirás cómo mejorar tus habilidades de escucha.

¿Qué es la escucha activa?

Comprender la definición de escucha activa es el primer paso para mejorar tus habilidades de escucha activa.

La gente escucha de dos maneras. Escuchar música mientras conduce, mirar televisión mientras come y escuchar una conferencia mientras toma notas, son ejemplos de la escucha pasiva. Estás escuchando, pero no tienes intención de responder, y tu mente divaga de vez en cuando.

La escucha activa, por otro lado, significa dedicar toda su atención al orador y dar una respuesta reflexiva a lo que dijeron después.

Tres componentes para la escucha activa

  1. Comprender. El oyente presta atención al lenguaje verbal y no verbal del hablante para comprender completamente lo que está tratando de comunicar.
  2. Retener. El oyente intenta recordar los puntos clave del mensaje del orador usando su memoria o mediante la toma de notas.
  3. Responder. Responde al orador para confirmar tu comprensión de su mensaje y para profundizar tu discusión sobre el tema. Esto solo ocurre después de analizar y recordar lo que dijeron (componentes uno y dos).

¿Por qué es importante la escucha activa?

Puede sonar como una tarea en comparación con la escucha pasiva, pero como la resolución de problemas y la creatividad, la escucha activa es una habilidad suave que puede mejorar múltiples áreas de su vida.

Tu capacidad para administrar un equipo, obtener un ascenso, establecer relaciones, evitar conflictos, criar a los niños y persuadir a las personas mejora como lo hacen tus habilidades para escuchar. Por eso es importante dominar la escucha activa.

La escucha activa te saca de lo que está pasando en tu cabeza a las ideas y emociones que el orador está compartiendo, para que luego puedas usar esta información para responder mejor.

Cómo mejorar tus habilidades auditivas paso a paso

Ya sabes los beneficios de la escucha activa. Ahora es el momento de aprender cómo mejorar tus habilidades auditivas paso a paso.

1. Frente al orador

Enfrenta a tu compañero de conversación. No mires tu teléfono, reloj u otras personas. Mira a quienquiera que esté hablando, incluso si no te están mirando a ti como en el caso de conferencias o seminarios.

Mirar a tu compañero de conversación no tiene por qué ser espeluznante. Puedes mirar otras cosas de vez en cuando, pero no con tanta frecuencia que se haga perceptible. Si te sientes raro mirando a los ojos de la persona, mira sus hombros u otras partes de su cara.

2. Imagen de lo que se comunica

Los modelos visuales y mentales se forman naturalmente en tu mente cuando escuchas información. Esto es normal y es una señal de que todos tus sentidos están ocupados en analizar lo que la otra persona está diciendo.

Recuerda palabras clave, fechas, frases y otros detalles para ayudarto a formar una imagen más clara de la historia de la otra persona.

3. Mantén la comprensión

A veces, las personas solo escuchan para ayudarse a formular una respuesta. Eso no es una escucha activa.

Escuchar con toda tu atención significa permanecer neutral, y no formar ninguna opinión sobre lo que el orador le está diciendo hasta que terminen de hablar.

Es inevitable sentirse contrariado de vez en cuando con respecto a la idea de otra persona, pero no pienses demasiado en estos sentimientos. No te quejes por dentro y digas: "¡Por supuesto, eso no funcionará!" Porque tu atención y comprensión de la idea del orador se ponen en peligro tan pronto como te predispones con estos sentimientos negativos. Recuerda, los buenos oyentes están abiertos a nuevas ideas, incluso a aquellas que contradicen sus creencias.

4. No interrumpas

Interrumpir a la persona que habla contigo no solo te hace grosero, sino que también limita tu absorción de la información que se te transmite.

No termines las oraciones de la otra persona, incluso si crees que sabes lo que está por decir. Los que toman las oraciones a menudo entienden mal las cosas porque están siguiendo su propia línea de pensamiento, no la del orador.

Guarda tus preguntas y argumentos en contra para más adelante, incluso si el orador está discutiendo el tema exacto de tu pregunta. Interrumpir a alguien en medio de una explicación puede hacer que pierdan su línea de pensamiento, y además, existe la posibilidad de que tu pregunta o contra-argumento sea abordado más adelante en su explicación, por lo que no necesitas interrumpirlos en primero.

5. Reflexiona y aclara

Reflexionar y aclarar son dos formas de asegurarte de que tu y el orador estén en la misma página.

Reflexionar significa repetir lo que la otra persona dijo con sus propias palabras para confirmar que entendiste su mensaje, mientras que aclarar significa hacer preguntas de sondeo para aclarar posibles malentendidos. Ambas técnicas trabajan mano a mano para hacer que el hablante se sienta escuchado y para garantizar que no se pierda nada en la traducción.

Ejemplos de aclaraciones y reflexiones:

  • "Así que te oí decir ..."
  • "Entiendo que te sentiste ..."
  • "Retrocede un segundo, ¿qué quisiste decir con ...?"
  • "¿Qué considerarías como ...?"

6. Resume

Resumir es similar a reflexionar, excepto que cuando resumes, dejarás en claro que estás a punto de cambiar de tu tema actual. Cuando resumas, solo explica los puntos principales del tema general del orador, los detalles minuciosos que debiste aclarar antes ya no son importantes en esta parte de la conversación.

7. Comparte o responde

Podrías pensar que esto es solo otra variación de los pasos cinco y seis. No lo es. Sí, tu eres el que está hablando en los dos pasos anteriores, pero solo hablaste para confirmar que entendiste el mensaje de la otra persona.

Ahora que has adquirido una mejor comprensión de su mensaje, es tu turno de introducir tus ideas y emociones en la conversación. Antes de obtener el privilegio de compartir tus pensamientos, debes seguir todos los pasos anteriores. De esta manera, el orador no se sentirá como si estuvieras presionando tu propia agenda porque primero te tomaste el tiempo de validar sus sentimientos e ideas.

Consejos profesionales para una escucha efectiva

  • Sé honesto, pero afirma tus opiniones con respeto.
  • Si temes que tus sugerencias se vean como un intento de controlar las acciones de la otra persona, comienza tus sugerencias con "Si eso me ocurriera, yo ..."

9 Técnicas de escucha activa

Practica los siguientes ejercicios de escucha activa con cada conversación que tengas. Sin embargo, ten cuidado, ya que algunos de estos consejos pueden no ser apropiados en ciertas situaciones o culturas. En caso de duda, sigue tus instintos u observa cómo las personas a tu alrededor están llevando a cabo sus conversaciones.

1. Sonríe y asiente

Sonreír de vez en cuando sugiere que estás de acuerdo con el mensaje del orador. Si combinas esto con asentimientos de cabeza y el ocasional "ajá", la persona que está hablando contigo sentirá que estás prestando atención a su mensaje.

Sonreír y asentir con la cabeza no siempre es apropiado, por supuesto. Se supone que no debes sonreír si escuchas malas noticias o te reprenden. No debes asentir cuando tampoco estás de acuerdo con lo que estás escuchando. En ambos casos, un simple "Entiendo" o "Lo entiendo" sería suficiente.

2. Contacto visual

Mantener el contacto visual es complicado porque no todos se sienten cómodos haciéndolo, o siendo el único a quien miramos. No hay una duración perfecta de cuánto tiempo se supone que debes mirar al orador, solo depende de ti y de la otra persona. Tendrás que jugar con el oído. Steven Aitchison, experto en emprendimiento social, sugiere interrumpir el contacto visual cada cinco segundos mirando hacia un lado, como si estuvieras tratando de recordar algo.

Si te preocupa que tu mirada sea demasiado fuerte o un poco espeluznante, practica relajando tu cara y mirada se adaptara a eso. Cierra los ojos durante unos segundos y respira profundamente. Tu expresión facial estará más relajada cuando los abras.

3. Postura

Puedes decir mucho sobre el interés de una persona en lo que estás diciendo con su lenguaje corporal. Los brazos cruzados sugieren que el oyente está a la defensiva o no está de acuerdo con el mensaje del orador, por ejemplo.

Los oyentes atentos tienden a inclinarse hacia el orador. A veces, su cabeza se inclina hacia los lados o descansa sobre una mano. Puedes aprender más sobre el lenguaje corporal aquí:

4. Reflejar

Reflejar es el acto de imitar las expresiones faciales del hablante y se usa a menudo para mostrar simpatía y acuerdo con su mensaje.

Por ejemplo, un amigo que acaba de ser aceptado para un nuevo trabajo te dará la noticia con una mirada emocionada en su rostro. Como amigo que muestra su apoyo, la reacción natural sería sonreír y lucir emocionado también.

5. Practicar la empatía

Ponte en los zapatos de la otra persona. Intenta sentir lo que la otra persona está sintiendo mientras te están hablando. Imagínate a ti mismo en su situación. ¿Qué sentirías? ¿Cómo reaccionarías? Esta es la práctica de la empatía.

No confundas esto con simpatía, que es simplemente el acto de sentir pena por la miseria de los demás, de acuerdo con Psychology Today. Cuando simpatizas, te siente preocupado por el bienestar de la otra persona y deseas que se sienta mejor. La empatía va más allá de la compasión porque cuando se empatiza; no solo te sientes mal por la persona, sino que también intentas ver la situación desde su perspectiva.

La empatía es útil para comunicar experiencias estresantes y difíciles de explicar, ya que algunas historias son difíciles de explicar; tienes que estar ahí para entenderlas.

Echa un vistazo a esta guía para aprender más sobre cómo practicar la empatía en el trabajo:

6. Evita las distracciones

Apaga las notificaciones de tu teléfono y no te muevas demasiado, ya que esto distraerá a la persona que está hablando contigo. Los hace sentir como si estuvieras en otro lugar.

7. Retroalimentación positiva o refuerzo

Las conversaciones largas se sentirán terriblemente unilaterales sin la retroalimentación positiva del oyente. Si estás escuchando una historia larga, usa señales verbales como "uh-huh", "ok" o "entiendo" en las pausas estratégicas de la conversación para confirmar que todavía estás siguiendo la historia.

Puedes encontrar más consejos sobre cómo iniciar y mantener una gran conversación aquí:

8. Redirecciona la conversación si el tema se desvía

Hace unas semanas, le conté a mi amigo cómo finalmente terminé mi certificación CMAS Buceo en aguas abiertas y todas las maravillosas criaturas marinas que vi durante nuestras inmersiones. En el transcurso de esta charla, mencionó a nuestra amiga mutua, que se suponía que se uniría a ese viaje y también se certificaría. La mera mención de su nombre me hizo irme a la tangente, explicando por qué no podía venir debido a su horario de trabajo y a su hermano que venía a casa por vacaciones.

Antes de que ambos nos diéramos cuenta, intercambiamos historias sobre el anterior accidente automovilístico de este amigo. Nunca pude terminar mi historia sobre mi viaje de buceo de fin de semana.

Las tangentes de conversación como esta suceden todo el tiempo. Una pregunta puede llevarte a otra conversación, y antes de que te des cuenta, habrás cubierto tres temas sin terminar ni uno de ellos.

En este caso, tu o el orador deberán redirigir la conversación a propósito al tema original.

Di algo como: "Es genial escuchar acerca de XYZ, pero continúa hablándome acerca de (el tema original) primero". De esta manera, puedes terminar la conversación antes de continuar con otra discusión.

Podrías preguntarte, ¿qué tiene de importante terminar una historia antes de pasar a otra? Difícilmente sentirás los efectos de las tangentes de conversación si te encuentras con un amigo. Pero lo notarás una vez que estés dando vueltas en círculos en una discusión o reunión de equipo importante.

9. Recuerda los pequeños detalles

Recordar los puntos clave de una conversación ayudará cuando sea tu turno de hablar. Las fechas, nombres, ubicaciones y otra información pertinente pueden ayudarte a hacer preguntas de sondeo para aclarar el mensaje del orador.

Incluso si entendiste lo que dijeron, repitiendo los detalles de su historia cuando resumes su punto demuestra que los entendiste y les prestaste atención.

Si tomas nota de estos detalles, puedes mencionarlos la próxima vez que te vuelvas a conectar con la persona, como suele ocurrir con las personas que conoces en los eventos de redes.

Practica tus habilidades de escucha

Acabamos de responder a la pregunta: ¿por qué es importante la escucha activa? Ahora es el momento de mejorar tus habilidades de escucha activa.

Intenta observar qué tan bien escuchas las conversaciones esta semana. ¿Comprendes y retienes información antes de responder en conversaciones?

Una vez que obtengas una base de referencia de tus habilidades de escucha e identifiques tus áreas específicas de mejora, como el contacto visual o las señales verbales, puedes seguir los pasos que se enumeran aquí y practicar tus habilidades de escucha con cada conversación que tengas.

Puedes sentirte incómodo al principio, no te preocupes por eso. Si te ayuda, puedes decirle a la otra persona que estás haciendo ejercicios de escucha activa para mejorar tus habilidades de comunicación.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.