Advertisement
  1. Business
  2. Values

¿Cuáles son tus valores personales? Cómo definirlos y vivir según ellos

by
Read Time:14 minsLanguages:

Spanish (Español) translation by Rosario (you can also view the original English article)

Vivir según tus valores personales suena fácil, al menos en teoría. Tus valores, después de todo, son simplemente las cosas que son importantes para ti en la vida, así que debería ser natural vivir de acuerdo a ellos.

What are valuesWhat are valuesWhat are values
Hacer una lista de valores personales puede ser un desafío, pero entender tus valores es importante. (Fuente de la imagen: Envato Elements)

Y aún así muchos de nosotros no vivimos de forma consistente con nuestros valores. ¿Has estado alguna vez en alguna de estas situaciones?

  • Alguien dijo o hizo algo con lo que no estabas de acuerdo, pero no lo dijiste y te sentiste mal después.
  • Te fijaste metas, y luego no las cumpliste.
  • Tu vida o tu carrera no ha resultado de la manera que esperabas.
  • Lo que quieres a menudo choca con lo que tienes que hacer o lo que es "práctico".
  • Estás tan ocupado complaciendo a otras personas que ni siquiera estás seguro de cuáles son tus verdaderos valores.

Si te identificas con alguna de estas afirmaciones, entonces este tutorial puede ayudarte. En él, aprenderás qué son los valores personales y por qué son importantes. Luego cubriremos todos los pasos necesarios para definir y priorizar tus valores, cambiándolos cuando sea necesario, y viviendo de acuerdo a ellos para que tus acciones estén alineadas con tus valores.

Cuando vives de acuerdo a tus valores, te sientes mejor contigo mismo y te concentras más en hacer las cosas que son importantes para ti. En este tutorial, verás cómo lograrlo.

1. ¿Qué son los valores personales (y por qué son importantes)?

Empecemos con una definición de valores personales. Los valores personales son las cosas que son importantes para nosotros, las características y comportamientos que nos motivan y guían nuestras decisiones.

Por ejemplo, tal vez valoras la honestidad. Crees en ser honesto siempre que sea posible y crees que es importante decir lo que realmente piensas. Cuando no dices lo que piensas, probablemente te sientes decepcionado de ti mismo.

O tal vez valoras la bondad. Aprovechas las oportunidades de ayudar a otras personas, y ser generoso con tu tiempo y recursos para contribuir con quien lo necesita.

Esos son sólo dos ejemplos de valores personales de los muchos que existen. Todo el mundo tiene sus propios valores personales, y pueden ser muy diferentes. Algunas personas son competitivas, mientras que otras valoran la cooperación. Algunas personas valoran la aventura, mientras que otras prefieren la seguridad.

Los valores son importantes ya que probablemente te sentirás mejor si vives de acuerdo a ellos, o peor si no lo haces. Esto es válido tanto para las decisiones del día a día como para las decisiones más importantes de la vida.

Si valoras la aventura, por ejemplo, probablemente te sentirás frustrado si cedes ante las peticiones de tus padres u otras personas para tomar decisiones "seguras", como buscar un trabajo de oficina o un hogar estable. Para ti, una carrera que implique viajar, emprender tu propio negocio u otras oportunidades de riesgo y aventura puede ser más apropiada.

Por otro lado, si valoras la seguridad, sucede lo contrario. Lo que algunas personas verían como una oportunidad "de ensueño" para viajar por el mundo y ser tu propio jefe, puede que te haga sentir inseguro y deseoso de una existencia más estable.

Todo el mundo es diferente, y lo que hace feliz a una persona puede hacer que otra se sienta ansiosa o desinteresada. Definir tus valores personales y luego vivir de acuerdo con ellos puede ayudarte a sentirte más realizado y a tomar decisiones que te hagan feliz, incluso si no tienen sentido para otras personas. Verás cómo hacerlo en las siguientes secciones.

2. Cómo definir tus valores personales

¿Qué te hace sentir bien? Ese es un buen punto de partida para averiguar cuáles son tus valores.

No, el "helado" no es un valor. De lo que estamos hablando aquí es de características o formas de comportamiento en el mundo. Como vimos anteriormente, alguien que valora la honestidad se sentirá bien cuando diga la verdad.

Por el contrario, esa misma persona se sentirá mal consigo misma cuando no diga la verdad. Así que las emociones negativas también pueden ser una buena guía para conocer tus valores. ¿Cuándo te has sentido decepcionado de ti mismo o como si fueras un fraude? ¿Qué comportamiento condujo a eso?

Aquí hay algunas preguntas más para empezar:

  1. ¿Qué es importante para ti en la vida?
  2. Si pudieras ejercer cualquier carrera, sin preocuparte por el dinero u otras limitaciones prácticas, ¿a qué te dedicarías?
  3. Cuando lees noticias, ¿qué tipo de historia o comportamiento tiende a inspirarte?
  4. ¿Qué tipo de historia o comportamiento te hace enojar?
  5. ¿Qué quieres cambiar del mundo o de ti mismo?
  6. ¿De qué estás más orgulloso?
  7. ¿Cuándo fuiste más feliz?

Toma una hoja de papel en blanco y, a modo de lluvia de ideas, escribe rápidamente algunas respuestas a estas preguntas. Luego usa esas respuestas como guías para averiguar tus valores personales.

En algunos casos, los valores serán fáciles de calcular. Si escribiste "una relación amorosa" en respuesta a la pregunta sobre lo que es importante para ti, entonces el "amor" es un valor personal importante para ti. Si escribiste "ser feliz", entonces valoras la felicidad.

Sin embargo, otros pueden requerir un poco más de trabajo. Por ejemplo, si te inspiras con historias de empresarios exitosos, tal vez valoras la determinación o el logro, o tal vez la riqueza y el éxito. Si te inspiran los activistas que intentan cambiar el mundo, tal vez valoras el coraje o la integridad, o quizá la justicia o la paz. Intenta examinar con exactitud qué hay en esas historias o experiencias que te hace sentir identificado.

Lista de valores personales

Para ayudarte, aquí tienes una pequeña lista de valores personales.

  1. Logros
  2. Aventura
  3. Valor
  4. Creatividad
  5. Confianza
  6. Determinación
  7. Amistad
  8. Salud
  9. Honestidad
  10. Independencia
  11. Integridad
  12. Inteligencia
  13. Justicia
  14. Bondad
  15. Aprendizaje
  16. Amor
  17. Paz
  18. Perfección
  19. Seguridad
  20. Simplicidad
  21. Sinceridad
  22. Espontaneidad
  23. Éxito
  24. Comprensión
  25. Riqueza

Esta no es de ninguna manera una lista exhaustiva de valores personales. Tengo la seguridad de que puedes pensar en muchos más. La idea no es escoger elementos de una lista, sino crear una basada en tus propias experiencias y personalidad, así que por favor usa estos como ejemplos de valores personales, pero no te sientas limitado por ellos. ¡Deja volar tu imaginación!

Cuando termines con la lluvia de ideas, puedes haber anotado pocos valores, o puedes tener una lista enorme. Si te encuentras con lo segundo, intenta reducir la lista a algo más concreto, tal vez los diez valores más importantes para ti. Si tienes problemas, intenta asignar puntuaciones a cada uno y luego clasifica la lista en ese orden.

3. Cómo priorizar tus valores personales

Una vez que hayas hecho la lista, es importante priorizar tus valores.

¿Por qué? Porque priorizar puede ayudarte a acercarte aún más a definir lo que es importante para ti.

Es posible que tu lista general de valores no sea muy consistente. Si valoras la honestidad, la salud, la amabilidad, la aventura y media docena de otras cosas, no tendrás una orientación clara. Pero si pones "salud" al principio de tu lista, sabrás que establecer una rutina de ejercicio diario y eliminar la comida chatarra deben ser prioridades para ti. Si "aventura" está en las primeras posiciones, por otro lado, tal vez planear ese viaje a Sudamérica sea la prioridad.

Lo ideal, por supuesto, es que vivas de acuerdo a todos los valores de tu lista. Pero tu tiempo y energía son limitados. Priorizar te ayuda a asegurarte de que los inviertas en las cosas más importantes que te darán la mayor recompensa de tu vida.

Así que tómate tu tiempo para reordenar los elementos de la lista usando el sistema de puntuación del que hablamos en la última sección. O podrías comparar cada elemento a su vez y preguntarte en cuál trabajarías si pudieras escoger sólo uno. Tómate el tiempo necesario, y sigue hasta que termines con algo que te guste.

4. Cómo vivir tus valores con integridad y usarlos para tomar decisiones

Tener una lista de valores en una hoja de papel es genial, pero no cambia nada. Para ver una diferencia en tu vida, tendrás que empezar a vivir según tus valores. Como hemos visto, es más fácil decir que hacer. Así que en esta sección, veremos cómo usar tus valores para vivir tu vida y tomar decisiones.

Usa tus valores para establecer metas

Primero, veamos el panorama general. ¿Vives de acuerdo a tus valores en tu vida en general? ¿Tu elección de carrera refleja tus valores? ¿Qué hay de tus actividades fuera del trabajo? ¿Estás gastando tu tiempo en cosas que te importan?

Si no, no te preocupes, es bastante común que nuestras vidas se desvíen de nuestros valores por diversas razones. Aquí se muestra cómo volver a encarrilar las cosas.

Para cada uno de tus valores, haz una lista de las cosas que podrías hacer para poner esos valores en práctica. Por ejemplo, si escribes "Aprendizaje", podrías volver a la universidad y obtener el título con el que siempre has soñado. O podrías comprometerte a leer un libro, de un tema que te interese, cada semana. O podrías tomar cursos de formación en línea o inscribirte en clases en tu centro local de educación para adultos. Hay tantas posibilidades.

No te limites por consideraciones prácticas en esta etapa. Sólo escribe las posibilidades, aunque creas que no puedes pagarlas o no tengas tiempo. Haz una lista de las cosas que podrías hacer para vivir según tus valores.

Deberías terminar con una larga lista de posibles acciones para cada valor. El siguiente paso es convertirlas en objetivos para la próxima semana, mes, año y quizás más tiempo. Para instrucciones detalladas sobre cómo hacerlo, consulta los siguientes tutoriales:

Si ya tienes metas que te has fijado antes, tendrás que hacer trabajo extra. Pregúntate si cada meta coincide con alguno de tus valores personales. Si no es así, ¿por qué la consideras? A menos que haya una muy buena razón práctica, bórrala y concéntrate en los nuevos objetivos que te ayuden a vivir de acuerdo a tus valores.

Toma decisiones de acuerdo a tus valores

Sin embargo, vivir tus valores se trata de algo más que alcanzar grandes objetivos a largo plazo. También se trata de las pequeñas decisiones del día a día. ¿En este momento, reaccionas a las situaciones de acuerdo con tus valores?

Si valoras la compasión, por ejemplo, ¿demuestras regularmente compasión hacia los demás, o a veces te inclinas por el juicio y la culpa? Si valoras la salud, ¿siempre cuidas tu cuerpo, o a veces terminas comiendo hamburguesas en lugar de bulgur?

No siempre es fácil hacer que tus acciones se alineen con tus valores. Cualquier cosa, desde la costumbre hasta la tentación de una gratificación inmediata puede ser lo suficientemente fuerte como para hacernos olvidar nuestras buenas intenciones y actuar de forma incompatible con nuestros valores.

Hay muchas técnicas para ayudarte a cambiar tus reacciones y vivir más conscientemente de acuerdo con tus valores. Por ejemplo, podrías:

  • Acostúmbrate a leer tu lista de valores cada mañana cuando te despiertes.
  • Visualiza el próximo día, y planifícalo según tus valores.
  • Imprime tus valores y mantenlos cerca de ti para consultarlos a lo largo del día.
  • Ponlos como fondo de pantalla en tu teléfono móvil o en tu ordenador.
  • Configura recordatorios para que aparezcan en tu teléfono.
  • Siempre que te des cuenta de que te desviaste de tus valores, analiza la situación y pregúntate qué podrías haber hecho de forma diferente.

Puedes encontrar muchas más ideas en los siguientes tutoriales. Aunque un par de ellos tratan sobre productividad, que es diferente de vivir según tus valores, algunas de las técnicas sobre superación de distracciones y seguimiento de buenas intenciones son pertinentes.

Posibles obstáculos a superar

Hasta ahora, parece bastante simple, ¿no? Entonces, ¿por qué tantos de nosotros todavía luchamos por vivir de acuerdo a nuestros valores?

A veces se trata de falta de claridad o de no saber cuáles son realmente tus valores. Los ejercicios relacionados a ellos de este tutorial deberían tratar ese problema de manera bastante efectiva.

Pero también hay otros obstáculos posibles. ¿Qué pasa si tus valores personales entran en conflicto con los de tu familia o la sociedad en general? Por ejemplo, puede que valores la tolerancia, pero la sociedad en la que vives puede estar muy en contra de ella, al menos de ciertos grupos.

O tal vez te enfrentas a un conflicto entre tus valores personales y la situación práctica en la que te encuentras. Puede que valores la creatividad, pero tienes familiares a los que cuidar, así que no puedes arriesgarte a emprender una carrera artística. O puede que valores la honestidad, pero sientas que hay ciertas mentiras que debes decir para preservar las relaciones importantes, para mantener tu trabajo, o cualquier otra cosa.

Estos son obstáculos importantes, y vale la pena reflexionar seriamente sobre ellos. Pero también hay que recordar que hay muchas maneras de vivir tus valores, y no tienes que rechazar todos los compromisos e ignorar las consideraciones prácticas.

Por ejemplo, es muy posible vivir de acuerdo a un valor de honestidad insertando una salvedad como "... mientras mi honestidad no dañe a otras personas". Eso ayudaría a preservar las relaciones importantes. Y si tienes que ser deshonesto para mantener tu trabajo, tal vez sea una señal de que, a largo plazo, necesitas encontrar un nuevo trabajo. No es necesario que te despidan por decirle a tu jefe exactamente lo que piensas. Puedes comprometerte por ahora, mientras encuentras una solución más acorde con tus valores.

Si tus valores entran en conflicto con los de los demás o con los de la sociedad en general, puede que te enfrentes a algunas dificultades, pero todavía puedes vivir con integridad en tu propia vida. Si tus circunstancias lo permiten, también puedes luchar para cambiar la sociedad según tus propias creencias. Fíjate en muchos de los héroes de la historia como Susan B. Anthony o Martin Luther King, Jr., y encontrarás personas cuyos valores personales entraron en conflicto con los de su época. Pero si no te sientes preparado para ese tipo de lucha, entonces puedes elegir centrarte en tus propias acciones y en vivir de acuerdo con tus propios valores, sin desafiar a los que te rodean que viven de forma diferente.

5. Cómo adaptar y cambiar tus valores cuando sea necesario

Tus valores personales no son inmutables. Mientras que algunos de ellos probablemente se mantendrán iguales a lo largo de tu vida, otros pueden cambiar a medida que las circunstancias de tu vida cambien o simplemente a medida que envejezcas y empieces a tener una visión diferente de lo que es importante. O incluso si los valores siguen siendo los mismos, el orden en que los priorizas puede cambiar.

Por ejemplo, formar una familia y tener hijos que cuidar puede hacer que se valore más la seguridad y la estabilidad financiera que cuando se era soltero. O un divorcio puede resultar en un renovado deseo de libertad y autodescubrimiento.

Por lo tanto, vale la pena revisar regularmente si tus valores han cambiado. Repite el proceso de lluvia de ideas, listar y priorizar, y ve si tus resultados son diferentes.

¿Con qué frecuencia debes hacer esto? Probablemente, al menos una vez al año es una buena idea, y en cualquier momento en el que se produzca un cambio importante, como una pérdida de trabajo, un duelo, una enfermedad, un divorcio, etc.

Por supuesto, también querrás seguir leyendo tus valores y consultarlos con mucha más regularidad que una vez al año, y si en algún momento notas que hay algo que ya no te parece bien, no dudes en modificar tus valores en ese momento.

Una vez que hayas elaborado tu nueva lista, vuelve a examinar tus objetivos y reescríbelos cuando sea necesario para que reflejen tus valores nuevos o recién priorizados. Luego comienza a usar tu lista actualizada para fundamentar y dirigir tu vida diaria, como se discutió en la sección anterior.

Conclusión

Hemos cubierto muchas cosas en este tutorial, y espero que ahora tengas mucho más claro lo que son los valores personales, por qué son importantes, y cómo puedes hacer un mejor trabajo para vivir en consonancia con ellos.

Para aprender más sobre valores, pero desde una perspectiva empresarial, más que personal, lee los siguientes tutoriales:

El siguiente paso, si aún no lo has hecho, es poner en práctica las lecciones de este tutorial. Empieza a hacer una lluvia de ideas, haz una lista, prioriza tus valores y establece metas basadas en ellos. Luego empieza a vivir según tus valores día a día, mes a mes, y año a año.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.